lunes, 31 de diciembre de 2012

Adiós, 2012, adiós.

Fin de año, acaba este 2012, aún no he decidido como pasaré la noche, si la pasaré en casa, en el ordenador o si la pasaré con ellos...
Me he propuesto olvidarlo de una vez y para siempre esta noche, de ahí mi dilema. Si la paso en mi casa no lo veré, pero seguramente me pasaré toda la noche pensando en él y si la paso con él... pf, si la paso con él obviamente pensaré en él.
A quién quiero engañar? Estoy deseando pasarla con él, pero es que me será tan duro que no sé si será mejor quedarme en casa y punto. Mira que me había prometido no escribir más de ti, sin embargo las últimas entradas no hablan de otra cosa, me prometí olvidarte y aún estoy en ello, cada día que pasa en lugar de olvidarte te tengo un poco más presente en mi vida y no quiero, otra vez no, pasé cuatro meses mintiéndome, diciéndome que quería a otra persona, pero en el fondo siempre he sabido que te quiero más que a mi vida, joder. Qué asco, con lo feliz que sería yo sin pensar en ti a todas horas... 
Dicen que hay que luchar por lo que quieres, yo por lo que lucharé será por olvidarte, eso es lo que realmente quiero, no quiero un cuento de hadas, no quiero un 'buenos días princesa', no quiero un para siempre, quiero olvidarte, dejarlo todo atrapado en el 2012 y empezar pensando en otras personas, en esas que realmente me han acompañado durante todo este tiempo. 
Sé que puedo hacerlo, y sé que lo voy a conseguir, te quiero, no voy a mentir, pero dejaré de hacerlo o al menos lo intentaré con todas mis fuerzas.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Papá.

Esta entrada la escribo por una de las personas que más quiero, más he querido y siempre querré en el mundo. La gente hace homenajes a otras personas cuando ya están muertas, yo espero que a ti te quede mucho, muchísimo, de hecho me gustaría que me sobrevivieras, aunque la naturaleza dicte lo contrario, papá. Durante mucho tiempo te odié con todo mi corazón, te odié sin razón debido a ciertas circunstancias, pero al final me doy cuenta de que te pintaron como el malo cuando eres la mejor persona que ha existido sobre la faz de la Tierra. (Aunque mi madre diga que me compras con regalos, pero tú no necesitas comprarme, ya me has ganado, por los restos) En cada uno de mis recuerdos bonitos, en cada uno estás de alguna manera, por eso y porque te quiero como a nadie de solo pensar que te puede pasar algo me entran ganas de llorar, de hecho cada vez que me despido de ti rezo por que no sea la última vez que te veo y te abrazo con todas mis fuerzas.
Lloro al escribir estas líneas, me emociono pensando lo mucho que te quiero y a la vez  pienso que cualquier día te puede pasar algo, aunque intento quitarme estos pensamientos, no lo puedo evitar. Espero que conozcas a mis hijos, espero que cuando te mueras sea de muy viejo, con 100 años, dúrame otros 40-50 años, por favor. Y si algún día te pasa algo, Dios no lo quiera, te juro que me acordaré de ti todos los días y me quedará de ti el recuerdo de el gran hombre que eres.
Eres una de las pocas personas por las que entregaría mi vida a cambio de que la tuya se alargara aunque solo fuera un día, te quiero muchísimo, no me faltes nunca, por favor. 

jueves, 27 de diciembre de 2012

No sabes nada.

Sabes mi nombre, pero no mi historia.
Has oído lo que he hecho, pero no por lo que he pasado.
Sabes donde estoy, pero no de donde vengo.
Me ves riendo, pero no sabes lo que he sufrido.
Escuchas lo que digo, pero no sabes lo que pienso.

No sabes nada.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Esta confusión que me mata.

Quiero escribir, quiero sacar todo lo que tengo dentro, pero es que no sé ni lo que llevo en mi interior, no sé si lo que me acompaña diariamente es felicidad salpicada por algún momento de tristeza o tristeza con pequeñas virutas de felicidad. 
Si me lo hubiera planteado hace un mes me diría que la primera opción es la correcta, que soy feliz, que me gusta sonreír, que algo de tristeza salpica mi vida, pero que no vivo en un pozo negro...
Sin embargo ahora dejo de estar tan segura de ello, no estoy segura de que mi vida no esté rodeada de oscuridad, no estoy segura de haber olvidado y tampoco estoy segura de querer hacerlo. Quizá solo es por estas fechas, estas fechas en las que empezó todo, estas fechas que me hacen evocar lo mucho que un día sentí por ti, lo bonito que pudo ser y no fue... O quizá vuelvo a empezar y eso no me gusta, las segundas partes nunca son buenas, aunque la primera ya fue bastante mala.
Hace tiempo escribí una entrada en la que prometí no volver a escribir sobre ti en este plan, si lo hacía sería solo en plan amigos, pero me resulta tan difícil, sinceramente siento que entre nosotros aún hay algo que aquello que existió en su momento y eso me duele bastante, no quiero que exista nada, joder. Estoy cansada de esta historia, pero a la vez quiero más. Trato de no buscar nada contigo, pero me gustaría encontrarte. 
Te intento juntar con otra persona, una vez más, la misma táctica otra vez, me gustaría verte con otra, por increíble que esto suene... Fuera de este blog siempre trataré de juntarte con ella, fuera de aquí este tema será agua pasada, pero aquí soy yo misma...
Aquí simplemente me pongo a escribir y dejo que mi alma guíe mis dedos. 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Balance.

Echo la vista atrás y observo este año, intento poner en una balanza lo bueno y lo malo, a ver si tira para lo bueno o al menos se equilibra... Pero todo intento es nulo, hasta agosto ha sido un año horrible, ha estado bajo una capa de llanto y de dolor...
Aún hoy me pregunto si queda algo que aquello que pude sentir, si lo pienso no sería descabellado, hace tiempo, desde él, no siento nada por nadie y me niego en rotundo a que quede nada, yo ya lo he superado, de verdad que lo siento así, pero es que nunca había estado tanto tiempo "vacía" por dentro, sin sentimiento alguno...
Después de agosto parecía que todo mejoraba, llegaron las clases y con eso alguien al que aparentaba querer, quizá lo quise, quizá no realmente, lo más seguro es que simplemente no quisiera estar sola. Llegó noviembre y a su llegada eché a esa persona de mi vida, dije adiós y cerré la puerta.
Pasó la mitad de noviembre, llegó otro, este de una tarde, para pasar el rato, cero sentimientos, simplemente para pasar el tiempo igual que ahora, en diciembre, que también hago cosas para pasar el tiempo, para no sentirme tan sola y sentir que alguien me quiere por un momento...
Pero llega la Navidad, esa época tan especial y que dicen viene cargada de magia, mi época favorita del año, ese tiempo en el que suelo estar contenta, llena de energía. Sin embargo este año, aunque ando animada, no es lo mismo, el año pasado a estas fechas empezaba a sentir algo por el que ha hecho de mi año uno de los peores de mi vida, el año pasado a estas fechas llegó él... El año pasado a estas fechas empezaba a caer en la supuesta magia de la Navidad, empezaba a envolverme cierta luz. Maldita luz, malditos sentimientos.
Estas fechas, en este año, me traen recuerdos de él y de como empezó todo, y son recuerdos que aún me siguen doliendo un poquito, por los que aún suelto alguna lágrima, aunque nunca lo aceptaré fuera de este blog, aún me duele recordar todo lo que pasamos, o todo lo que pasé sola, nunca llegué a saber si había un nosotros o un tú y yo a secas, para mí siempre hubo un nosotros, y por ciertas cosas pienso que para ti también, pero quizá no, quién sabe. 
Ojalá que este nuevo año no sea como el anterior, ojalá que todo quede cerrado en el 2012, que todo acabe aquí, que esté total y absolutamente segura de que ya no eres nada para mí, que vuelva a ser fuerte, que pueda volver a sentir algo bonito por alguien especial y que no llore al recordar lo que pudo ser, lo que quise que fuera, pero no fue. Cerraré los ojos con fuerza y los abriré, me secaré las lágrimas y me levantaré, porque dentro de muy poco será un nuevo año, un nuevo capítulo, un adiós (no un hasta luego) a todo lo que pude sentir por ti.
Hacia tiempo que no escribía nada tan largo y por desgracia gran parte de esta entrada habla de él, espero sinceramente que eso no sea un indicador de nada.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Dicen.

Dicen que me quieren, dicen que valgo, dicen que puedo, dicen que algún día pasará todo lo que quiero, dicen 'qué bonito y qué bien te queda', dicen que la persona que no me aprecie no me merece, dicen que yo tengo la decisión final... Dicen muchas cosas y mienten en todas, en algunas cualquiera notaría que mienten, en otras quizá sea mi inseguridad y en otras... en otras sé que mienten por mucho que me lo nieguen.
Prefiero que me digan que no me quieren o que yo nunca tendré la última palabra; estas son dos de las mentiras más grandes que me han contado... ¿Qué me quieren? JAJAJA sé que no y por eso mismo sé que les da igual mi felicidad, solo quieren manejarme bajos sus hilos, quieren que yo sea su marioneta, nadie y digo NADIE, nunca, me querrá por quien soy, porque he aceptado hace mucho tiempo que es imposible quererme. Y lo entiendo, perfectamente, porque he hecho creer a todo el mundo que soy alguien que en realidad no...
Pues bajo la coraza de chica fuerte que dice poder con todo, que dice poder cargar con cualquier problema y que parece orgullosa, existe una niña, una niña blanda, pequeña, que al final termina llorando sentada en el suelo de su habitación, en la oscuridad, desvelada hasta altas horas de la mañana porque las lágrimas que recorren sus mejillas y que ella no quiere soltar no la dejan dormir. 
Al final, a la hora de la verdad, esa soy yo. 

viernes, 23 de noviembre de 2012

Que me lleve la corriente.

No quiero seguir pareciendo fuerte, no lo soy, soy tremendamente débil. Soy débil, mucho, puedo decir que soy fuerte, pero mentiré. Ya estoy hasta arriba de parecer fuerte, de sonreír cuando quiero romper a llorar. 
Estoy harta de que en mi casa cualquiera persona sea mejor que yo y sobretodo que valga más que yo. Supongo que me estoy empezando a creer que son mucho mejores que yo, tanta repetición al final sí que sirve para algo, pero no solo ellos son mejores, sino todo el mundo. Al final yo siempre seré la última. Ese es mi destino, qué más da que me esfuerce en algo si sé que de antemano que voy a fracasar? De qué sirve? De nada. No voy a seguir esforzándome en sorprender a la gente, en quererlas para recibir el mismo trato, de nada sirve.
He decidido que voy a dejar de pelear, eso solo me hace la vida más cuesta arriba, al fin y al cabo todos los caminos llevan a Roma, en este caso da igual lo que hagas, todo termina igual para todos, con la muerte.
A partir de hoy dejo de poner mis fuerzas, porque ya no tengo, prefiero que me lleve la corriente.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Bailemos.

La vida es muy corta.
Así que deberías romper las reglas, perdonar rápido, besar lento, amar de verdad, reírte sin control y NUNCA dejar de sonreír. Por más extraño que sea el motivo.

Puede que la vida no sea la fiesta que esperábamos, que creíamos que sería, pero mientras estemos aquí...

...bailemos.

sábado, 20 de octubre de 2012

Autobús.

Sentada en el bus, lleva ahí sobre tres horas, no se quiere bajar, la gente viene y va, cada uno en un mundo, cada uno con su propia vida, sin importarles nada ni nadie más a parte de si mismos. Nadie se da cuenta de que llora, como ella cree que es normal.
Piensa estar en el bus por lo menos tres horas más, pero se acerca a su destino y no quiere bajarse ni allí. Fuera del autobús hace frío, no llueve, amenaza con hacerlo, pero no lo hace; aunque para ella es como si lo hiciera.... No es esa lluvia de liberación, sino de la otra, de la que duele y te recuerda que eso está ahí. 
Pasan los minutos y se pregunta qué pasa, que por qué duele si se prometió que iba a importarle lo más mínimo, es estúpida, solo sabe llorar. 
Mira por la ventana, a tres minutos de bajar y no quiere hacerlo, no quiere quitarse los auriculares con su música a tope. Suspira. Piensa en la música, esa que siempre está ahí y la acompaña cuando está triste, la única que lo hace, de hecho...
Dos minutos, el reloj corre en su contra, no falta nada para verlo, él es el que está esperándola en la parada... No debe de estar tan enamorada como dice cuando prefiere seguir en su bus a darle un abrazo...
Un minuto, no queda nada, todo el mundo se baja en esta parada, se queda ella sola con el conductor, avista un semáforo y ruega porque se ponga en rojo... Su deseo se cumple, ella lo agradece, pero su deseo dura muy poco tiempo y el bus arranca.Gira la esquina y ya lo puede ver pocos segundos le quedan para decidir y lo hace. Llega la parada y ella se levanta del asiento dispuesta a bajar, aunque en el fondo desea que el busero se impaciente y arranque, pero no lo hace y ella baja. 
Todavía tiene la música a todo volumen en sus oídos, ningún sonido del exterior llega a ella. Lo ve y de pronto siente que ha hecho lo correcto, ve su sonrisa y recuerda lo enamorada que dice estar, pero  rompe a llover y ella a llorar. Sus lágrimas se camuflan con la lluvia, él se da cuenta, mas no se atreve a decir nada. Ella se quita la música para saludarlo, él la abraza con fuerza, pero ella no lo aprecia y se aparta rápidamente. La lluvia ha hecho que cambie de opinión, ahora cree que tomó la decisión incorrecta, así que lo mira a los ojos, mientras llora, lo besa una última vez y se marcha a la siguiente parada de bus. pero él no se conforma y la sigue. El bus llega y él la mira, otra vez la misa situación, sigue sin saber si prefiere el bus o a él.
Sigue sin saber si es mejor la fantasía o la realidad.

domingo, 14 de octubre de 2012

Reencuentro.

Tenía todo el contacto con él cortado, absolutamente todo, no Whatssap, no mensajes privados, no chat. Pensé que al volver a tener el contacto aquello resurgiría y no podría seguir siendo lo feliz que soy, pensé que aún quedaba algo de aquello que sentí dentro de mí... Puede que me haya equivocado o puede que aún quede algo, no lo sé. 
Ayer lo vi, lo vi y al principio el corazón me dio un vuelco porque se me vino a la mente todo lo vivido con él, TODO, pero poco a poco me fui calmando, se me estabilizaron las pulsaciones y lo vi como a uno más, hablé con él, bromeé, hice lo mismo que hubiera hecho con un amigo cualquiera y conseguí no pensar en él como algo más, de hecho al estar con él pensaba en las muchas ganas que tenía y que tengo de ver a Dani, a mi Dani...
Creo que he dado un gran paso en mí misma, he superado una barrera que tenía pendiente, he dejado el dolor de él a un lado para pasar a mi felicidad. Vivo con miedo de que un día esta felicidad se rompa, pero ya os hablaré de eso en otro momento, hoy quería hablaros de él, de lo poco que ha significado nuestro reencuentro y de la sensación de libertad que me ha dado esto.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Esa lluvia.

Hacía mucho tiempo que no lo hacía, que no me sentaba bajo la lluvia, que no sentía el agua sobre mí de es forma, tan cálida y fría al mismo tiempo...Esa lluvia capaz de hacer que nada malo te pasa, esa lluvia capaz de hacer que veas el mundo de otra forma. Le echaba de menos, mucho incluso, pararme allí, sin pensar en nada ni en nadie, solo la lluvia y yo... Tengo mucha suerte de vivir en Galicia, aquí llueve constantemente, espero que mañana llueva, espero que esa agua caiga sobre mí, con fuerza o sin ella, que simplemente caiga, que por un instante me olvide de cualquier problema que tenga...
De momento me voy a meter a la ducha, me sentaré allí, con ropa y con todo, bajo el agua... Que corra por mi cara, que no se diferencien las lágrimas del agua.
Quiero esa lluvia, esa que hace que cambies en un abrir y cerrar de ojos, esa lluvia sobre mí es la que deseo, esa lluvia que hace todo florezca, esa lluvia necesaria para vivir. Esa lluvia hoy eres tú.

martes, 25 de septiembre de 2012

Y es que te quiero.

Y es que ahora mismo eres mi máxima felicidad, cualquier cosa que hagas me hace sonreír, que me vengas a buscar, que me dejes en mi casa, que seas un mal hablado, que seas un inseguro, que te moleste que te haga nuditos en las sudaderas y hasta que no me dejes tener la última palabra, todo eso me encanta de ti. Me gusta hasta tener nuestra foto escondida en mi ordenador, aunque ahora estará escondida en mi blog...
No te conozco de hace mucho, de hecho podría decir que no sé nada de ti, ni tú nada de mí.... No puedo expresar como eres y lo que siento, solo sé que te quiero, te quiero y te quiero.
Cierro esta entrada ya, que es corta, pero es que no sé como decir con unas simples palabras lo mucho que te quiero.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Just smile.

Porque hoy me he levantado con buen pie, porque hoy quiero decir 'te quiero' a todo el mundo, porque si hoy me da una hostia la vida voy a poner la otra mejilla y porque hoy soy feliz.
Por todo esto hoy solo voy a sonreír, no me importa NADA, pase lo que pase voy a sonreír, cada incidente va a ser ignorado y voy a seguir adelante, pues de lo que tengo ganas es de ser alegre, de dejar de estar deprimida por gente estúpida que no merece la pena, aunque hoy hasta a ellos les sonreiría. 
Quizá mañana esté de nuevo deprimida, pero no hoy, mañana ya pensaré en los demás, hoy voy a pensar en mí, en lo feliz que soy, en la sonrisa que regalaré al mundo.
¿Sabes? Sonreiré como cuando estoy contigo, tú me haces sonreír, así voy a sonreírle al mundo.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Vuelves.

Por favor no, te pido que no, no quiero que esto pase, no quiero, estaba convencida de lo otro, lo estaba de veras, y apareces tú hoy, no puede ser, yo era feliz sin ti, lo era, pero apareces cuando nadie te llama y eso me duele, sabes?
Tú estás con ella, yo quiero que estés con ella, quiero que consigáis estar juntos de una vez, por favor, estad juntos, por favor, quitadme este peso de encima, me haríais realmente feliz, porque cuando lo creía yo estaba más convencida de lo otro, pero ahora...
Sí, soy una ilusa, me tomo cualquier estupidez como algo importante y no lo es, joder, no lo es, eso es lo que voy a pensar, que no lo es y ya está, ahora todo mucho mejor, sí, ya está más claro lo sé, lo sé.
Bueno, vale, en el fondo sé que me gusta clavar mis manos en las espinas de una rosa, por desgracia, tú eres esa rosa.

sábado, 25 de agosto de 2012

Diez meses.

No me hago a la idea, no se puede ir diez meses, en realidad esto es un sueño y ella no se va diez meses lejos de aquí, en realidad la seguiremos viendo día a día, o quizá esto sea verdad y hasta dentro de diez meses no la volveremos a ver, no la volveremos a abrazar, no le podremos recordar con un beso lo mucho que la queremos y no podremos envidiar su pelo mientras lo acariciamos... 
Y es que es verdad, ella se nos va, desaparece por demasiado tiempo, diez meses son demasiado para pasar en su ausencia. Día tras día iremos a clase, no la veremos y la echaremos de menos. Quiero pedir que estos diez meses se pasen muy rápido, para verla otra vez, para abrazarla de nuevo.
Voy a pedirte algo a ti, a ti que te vas: no nos olvides, acuérdate de nosotros cada día, recuerda que cuando vuelvas te encontrarás aquí a un grupo de gente esperando a que llegue el momento de abrazarte y de decirte que te echamos muchísimo de menos.
Para terminar, quiero hacerte una promesa, prometo que todos los días me acordaré de ti, que cada vez que vea a alguien bailar pensaré en ti y en lo mucho que te quiero, que haré todo lo posible para que estos diez meses se me pasen pronto, que te echaré mucho de menos. Prometo abrazarte y comerte a besos en cuanto te vuelva a ver, y eso será, por desgracia, dentro de diez meses.

Te quiero muchísimo, Alejandra Souto Gómez. 

miércoles, 15 de agosto de 2012

La lluvia.

Miraba al infinito, tenía la mirada perdida, no pensaba en nada, se había dejado llevar por estar sentada allí, bajo la lluvia. Se estaba mojando, pero no le importaba, estaba inmersa en la nada, se sentía mejor que nunca, mirando al infinito, sin pensar en ninguno de sus problemas y totalmente empapada. 
Las horas que pasó allí fueron como segundos para ella, hacía tiempo que no se sentía tan libre, dejándose llevar, aquello era como si volara, estaba tan inmersa allí que no notaba nada de lo que al rededor pasaba. En aquel momento podría acabarse el mundo, que ella no se enteraría hasta que fuese absorbida.
Tras horas allí sentada volvió a la realidad, recordó aquello que pareció un sueño, un sueño de libertad, un sueño en el que volaba, en el que no existía la maldad, en el que los niños tenían infancia y los adultos vivían de verdad. Ahora tocaba volver a la realidad, en la que nadie vuela, en la que la maldad es lo que mueve a la gente, en la que los niños pierden su infancia muy rápido y en la que los adultos no saben lo que significa vivir.
Se levantó, caminó, aún bajo la lluvia, estaba calada hasta los huesos por el agua, mientras caminaba miraba el mundo, en cada esquina, en cada lugar al que dirigía su mirada encontraba algo que la hacía creer un poquito menos en la humanidad. Caminó sin rumbo, llegó a una playa, se quitó los zapatos, sintió la arena mojada bajo sus pies y la lluvia sobre su cabeza. Se acostó en aquel lugar y esperó a que saliera el sol. 'Con el sol todo sería mejor, al fin y al cabo después de la tormenta viene la calma', eso pensaba. Pero cuando salió siguió existiendo el dolor, el llanto, la maldad, siguió en la realidad del mundo.
Y es que da igual que cada día salga el sol, da igual que llueva o que haya nubes, porque siempre habrá una razón para no creer en la humanidad, pero si buscas bien, y solo si buscas bien encontrarás la risa de  un niño, encontrarás a una persona ayudando a otra, encontrarás la resolución a un problema, solo si buscas bien te encontrarás bajo aquella lluvia mirando al infinito y pensando en la nada.

domingo, 12 de agosto de 2012

Te quedas en mi recuerdo, vuelvo a mi realidad.

He vuelto, así es, estoy por aquí de nuevo y por desgracia. Para mi sorpresa en estos nueve días con la persona que menos he estado y con la que menos me ha apetecido estar ha sido con él, quizá fue porque apareció otro, seguramente por eso. 
Y hoy vuelvo a la realidad a mi realidad, en la que vivo mi día a día, en la que no veré a la mitad de las personas que se han convertido en importantes para mí, en la que algunas personas desaparecen por mucho tiempo y no solo las personas que he conocido estos nueve días, sino otras que se van hasta el año que viene, que desaparecen, que no veré todos los días como estaba acostumbrada. 
Y no quiero esta realidad, no quiero volver a la verdad... Quiero volver a esos días, esos días en los que me besabas por la noche, quiero volver a esa noche que pasamos prácticamente toda juntos, quiero volver allí, a ese bosque en el que nos perdimos y terminamos totalmente solos, a aquellas tres horas en las que no nos separamos ni para respirar. Quiero volver a sentir tus dedos en mi espalda, que vuelvas a jugar con mi pelo y con mi lengua, como aquel día, sin nadie al rededor, solos tú, yo y las horas que pasaron como segundos, quiero volver a sentirte junto a mí.
Pero por mucho que quiera ahora me toca estar aquí, en mi realidad, en la que tú no estás, en la que no pienso introducirte, en la que me toca vivir. Te prometo que voy a recordar aquello, aunque si nos encontramos otra vez no lo volveremos a mencionar, como dijimos.
Cierro esto diciendo que te dejaré encerrado en mi recuerdo, allí te quedarás.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Nueve días contigo.

¿Cómo enfrento estos nueve días que tengo por delante? ¿Qué hago? ¿Lo ignoro? ¿Lo busco? ¿Qué coño hago? No tengo ni idea, lo que sé es que tengo nueve días para estar con él, y eso me hace feliz, no os voy a mentir, pero a la vez me asusta, y es que no sé como será su actitud hacia mí y viceversa, no tengo ni idea y tengo miedo, miedo de que en estos nueve días pase algo importante que lo cambie todo. Tengo miedo tanto si es para mejor como para peor...
Si lo cambia a mejor sería horrible, ¿por qué? Pues muy sencillo, porque si lo cambia para bien después no podré verlo todos los días y eso me asusta, mucho.
Si lo cambia a peor no sé qué haría, porque estamos bien, no quiero que las cosas cambien.
¿Y si nada cambia? Creo que eso es lo peor y más probable, y es que estoy realmente asustada de que nueve días estando a tú lado no cambien nada, porque eso significaría que ni te importo, ni me importas, que te puedo tener a mi lado 24h al día y nada cambiaría, eso me asusta, demasiado quizá.
Después de esto sigo sin saber qué hacer, solo sé que intentaré disfrutar al máximo de estos nueve días, nueve días que pueden arruinarlo o mejorarlo todo, nueve días que pueden transcurrir sin incidente alguno, nueve días que me asustan, nueve días que empiezan mañana.
Nueve días contigo.

sábado, 28 de julio de 2012

¿Amigo? Los cojones.

Hoy os voy a hablar de esos que se hacen llamar "amigos" y que después descubres que en cuanto pueden te la clavan por detrás, ¿eso es ser amigos? Para mí no, la verdad y no sé por qué me haces esto, no te entiendo, hasta donde yo sé nunca te he hecho nada tan malo como para que me trates así.
Nunca leerás esto, pero da igual, yo necesitaba escribirlo, necesitaba decirte que no te montes paranoyas en tu cabeza y que si te las montas no jodas a los que dices que aprecias.
En serio me gustaría que lo leyeras y que supieras que va por ti, pero ya te darás cuenta poco a poco de como las estás jodiendo y bien, tú solito cuando todo el mundo se de cuenta de como realmente eres te quedarás sin nadie, eso es lo que te mereces.
Por cierto ya te advierto de que si tú eres falso yo más, de que si tú quieres jugar te arriesgas a que yo lo haga mejor. Yo no soy una de esas personas débiles con las que acostumbras a jugar o a las que sueles criticar con tus amigas, sí, esas amigas que te etiquetan de lo que les da la gana sin conocerte.
Hace unas entradas dedicaba un bonito 'que te jodan' a quien no debí, ahora lo retiro y te lo dedico a ti, amigo.
¿Amigo? Amigo de tu puta madre, amigo de mierda.

viernes, 27 de julio de 2012

Hold me now.

Odio, esto, lo odio mucho, odio no saber las cosas, jobá, no me gusta. Parezco una niña pequeña pendiente de qué hacer o qué decir y no delatarme inconscientemente, si pudiera decirte algo ahora mismo sería que me abrazaras, que te olvidaras de que existe el mundo, de que hay más gente, que solo pensaras en nosotros, que me abrazaras con una fuerza increíble... y odio no podértelo decir, lo odio, pero mucho de verdad. Daría todo lo que tengo, todo lo que me pidieras a cambio de un abrazo ahora mismo, a cambio de un 'te quiero', a cambio de un beso.
Quizá tienes razón, quizá yo no soy un 'para siempre asegurado' pero es que yo no quiero un para siempre, no, quiero un ahora, un ya, no falsas promesas, quiero el momento, la felicidad, el ahora.
Y es que tú no te das cuenta de que cuando te digo 'Hold me now' lo digo en serio.



Yo ya no sé nada.

Joder, joder, joder, ¿por qué me pasan estas cosas? ¿Por qué no me gusta que pasen? Se supone que es algo bueno, aunque igual me equivoco, claro que es muy raro todo, ¿qué hago? ¿Le digo que creo que sé de quién me habla? ¿Le digo que ella lo siente también? Es que estoy atada, ¿o no lo estoy? De todas formas conozco su decisión, aunque el no conoce nada, ains, no sé que hacer, de verdad, me vuelven a asaltar las dudas y joder, no me gustan estas dudas, se podría decir que hasta las odio.
En serio, ¿se lo digo? Y si  se lo digo, ¿como lo hago? Una vez lo hice, vale que esta vez piso sobre seguro, pero él no sabe ni lo que hace. Yo creo que lo mejor será impulsarle a que se vaya con la otra, es lo mejor para ambos, ¿o no lo es? Joder, es que no sé nada, eh... Soy un saco de indecisión y no quiero serlo, quiero ser más decidida, pero es que no sé qué coño debo hacer...
Pensé que escribiendo me aclararía sobre lo que quiero y debo hacer, pero no ha sido así, por desgracia, todavía no sé que hacer, supongo que tendré que esperar un poco a que se aclare toda esta mierda.

jueves, 26 de julio de 2012

Hasta ahora.

En realidad no sé por qué me siento a escribir lo que voy a escribir, en realidad es una gilipollez, una muy grande, pero no sé, para mí es más o menos importante, es como si se cerrara un ciclo, llamadme loca si queréis, pero no sé, es la que hay.
Vale, ahora sí que ya escribo de lo que pensaba, ¿vale? Pues nada, que hoy se ha acabado, pero no ha sido un 'adiós' sino un 'hasta ahora' y es que se acaban los mensajes sí, sí, ahora empieza... pues otra cosa veremos si resulta, aunque me supongo que sí. 
¿Por qué escribo sobre esto? Pues porque en el fondo sé que voy a echar de menos encontrarme un mensaje nuevo cada vez que le de a una tecla, lo intuyo, supongo que en eso que hoy se ha acabado ha habido muchas cosas, sensaciones, confesiones, no sé, muchas cosas... De hecho, si tuviera que llevarme algo de allí me llevaría trocitos de conversación, me llevaría esos trozos más importantes, me llevaría el inicio, las discusiones, las confesiones y las bromas... ¿algo más? Puede. Ojalá pudiera volver a leérmelos todos, pero es muy jodido que se abran todos. 
En un mes o dos pondrá que son mensajes muy antiguos y no se pueden continuar, quizá sean antiguos para la máquina, pero no para mí, esto es estúpido, absurdo e imbécil, pero para mí dentro de un mes seguirán siendo igual de importantes y dentro de dos y de tres, etc. 
Ojalá que siempre me acuerde de lo que esos mensajes contienen, que no llegue un día en el que vea una cantidad astronómica de mensajes y diga: ¿De qué cojones es esto? La verdad no creo que eso ocurra, y si ocurre estoy segura de que con leer solo un mensaje recordaré todo lo que ellos encierran, todo lo que hemos pasado, todas las peleas, todo lo que pude sentir, en fin, todo.
Pensaba en hacer una entrada corta, porque era una estupidez, pero ya veis, al final ha sido de todo menos corta, supongo que debería ir cerrando, pero antes de hacerlo quería decirte dos cosas, la primera es que siempre recordaré perfectamente tanto el primer como el último mensaje y la segunda es que esto no es un adiós, es un acaba esto, empieza otra cosa.


Finalmente quiero decirte que voy a echarte de menos, imbécil.

lunes, 23 de julio de 2012

Dejemos al destino.

A veces me pregunto qué hubiera pasado si nunca nos hubiéramos conocido, ¿habría sido mejor o peor? Puede que aún siguiera con... o puede que no, quién sabe. Ahora me lo pregunto, pero también me pregunto ¿de qué coño me sirve mirar al pasado? ¿Acaso puedo cambiar lo que pasó? La pregunta correcta es si quiero hacerlo, porque no lo sé. Si volviera atrás y supiera todo esto.. ¿te conocería o no? Aunque, ¿a quién le importa eso ahora? Hace un mes escaso deseaba no haberte conocido, deseaba volver en el tiempo solo para no conocerte, pero si lo pienso más fríamente, tú me has traído buenos momentos, también malos, para qué negarlo... Pero, ¿los buenos superan a los malos? ¿Ahora estamos en un buen o mal momento? No lo sé ni yo, no hace mucho tuvimos una pelea chunga, pero ahora quizá ya está olvidad1o y hasta "vacilamos"... 
¿Todo esto merece la pena? Quiero decir, ¿merece la pena el hablar para al final que no suceda nada de verdad? Que yo no dudo que seas una gran persona, pero de lo que dudo es de si tú y yo podemos ser mínimamente compatibles... JAJAJ no, no lo somos y aún así llevamos sobre siete u ocho mesazos aguantándonos, con nuestros más y nuestros menos, ¿será que somos más compatibles de lo que yo creo? Quizá es simple casualidad...
A veces me gustaría meterme en tu mente, me gustaría de verdad, y así poder saber lo que piensas y qué sientes, porque estoy segura al 100% de que  sientes algo por alguien, por mucho que me lo niegues, yo creo que es por ella, a veces lo veo tan claro, pero luego llega la confusión, parece que de repente a ella la odias y haces cosas como rechazarla y encima en algunas ocasiones parece que es otra por la que sientes. Joder, aclárate, no hay persona humana que te entienda y aún así te llevo aguantando siete meses, bueno, no es aguantarte si lo hago con gusto.... Quizá esto tenga que llegar a un fin o quizá no, quién sabe....
Recuerdo perfectamente como te conocí, como te conocí de verdad, quiero decir, no cuenta lo de verte sin saber siquiera tu nombre. Recuerdo el primer mensaje, pero bueno, eso es algo que me guardaré para otra entrada, para explicar con lujo de detalles de todo lo que me acuerdo.
Así, ya para terminar, creo que ha sido bueno conocerte, no sé por qué, de verdad que no. Simplemente y sencillamente lo creo, lo creo y punto.

sábado, 14 de julio de 2012

Why?

A veces lo siento, siento que tú lo haces, pero luego sé que no es así... ¿Por qué lo sé? Es obvio, él me lo contó todo y cuando digo todo quiero decir todo, así que a la que mentiste fue a mí, ¿o a ella? 
¿Cómo fuiste capaz de hacerlo? ¿Cómo fuiste capaz de dar ese 'no'? La verdad a mí me habría dolido, pero hubiera preferido que no le hicieras daño... Además también eres estúpido, te hiciste daño a ti mismo, no es normal... ¿Miedo? Quizá fue eso lo que te pasó y si fue eso entonces no te culpo, ¿con qué cinismo e hipocresía podría hacerlo? No, no puedo. 
Aún me pregunto cuál es vuestra situación, porque aunque él me contó bastante del pasado parece que se niega a hablar del presente... Siempre con evasivas y lo entiendo, al fin y al cabo ella es su chica. De verdad me pregunto el por qué de tu respuesta si tú la querías y ella a ti. ¿O la estuviste engañando y nunca la quisiste? ¿Fue eso? Ojalá que no haya sido eso y no hayas jugado así...
Tengo otra pregunta, otra importante, ¿siempre te comportas así? Espero que no, la verdad, porque entonces serías un tremendo capullo. Siento juzgarte sin saber tu por qué, pero es que creo que ella sufrió mucho y que tú te pasaste mucho también. ¿Sabes? Por desgracia te tengo aprecio, demasiado quizá, ¿debería dejarlo todo? ¿Debería eliminarte?
A veces siento que debería hacerlo, pero otras pienso en el aprecio que por desgracia te tengo y claro, no puedo hacerlo, aunque sé que lo que realmente pasa es que no quiero y también me pregunto por qué.
Y como no me atrevo a hacer nada aquí estoy, hablando con la pantalla de mi ordenador, haciendo preguntas estúpidas que nunca obtendrán respuesta por tu parte.

jueves, 12 de julio de 2012

Me niego.

Y aquí estoy, otra vez con lo mismo, sí otra vez sin saber nada, sin saber lo que quiero. No sé si quiero verlo, no sé si quiero olvidarme y que no vuelva a existir, no sé si quiero que me quiera, no sé nada respecto a él....
Y es que me gustaría saber como jugar a lo de las mentiras, porque no sé como mentirme, ¿me digo que no lo quiero? ¿O todo lo contrario? Creo que me diré que no lo hago y lo voy a hacer por una razón, no sé si quiero quererlo, pero aunque así sea espero que no pase, porque no quiero sentir nada así por nadie, no quiero estar pendiente de si alguien está o no las 24 horas del día, no, me niego y yo soy la que manda sobre mí.
Entonces sí sé lo quiero, ¿o no? Bueno, mientras me aclaro lo que haré es pensar en todo el daño que me ha hecho, sí, eso me ayudará sin duda, además de que también pensaré en que no quiero pensar ni depender de nadie... Cuando sepa que es lo que quiero o que es lo que consigo os lo cuento, por lo tanto hoy no puedo deciros nada más.

miércoles, 11 de julio de 2012

Confusión.

¿Qué hago? ¿Grito? ¿Corro? ¿Lloro? ¿Salto? ¿Qué cojones hago? Porque ahora sí estoy realmente confundida, no sé si es que he ganado el juego de mentir y entonces se supondría que no siento nada, pero es que tampoco sé si es que cada día pierdo un poquito más y voy cayendo en su trampa... 
¿Qué debo pensar? ¿Debo pensar que lo quiero o que lo odio? Creo que debo pensar que no lo quiero, pero si hago eso pues parece que me miento (aunque de eso trate el juego), luego pienso que sí lo quiero, pero entonces parece que no estoy del todo convencida de ello.
Lo peor es que a veces siento que lo quiero, mucho más que a mi vida, otras veces siento que no es nada ni nadie para mí y ya para finalizar a veces siento que lo odio... Después de eso ¿qué puedo hacer yo? Y lo que es más ¿qué quiero hacer yo? No sé si quiero quererlo o si quiero no sentir nada, eso es una de las peores cosas que pueden existir, no saber ni siquiera lo que quieres... Porque si lo supiera podría hacer lo posible para tirar por ese camino, pero como no tengo ni idea pues solo me queda una cosa: dejarme llevar y que sea lo que Dios quiera.

martes, 10 de julio de 2012

Si tienes mariposas en el estómago trágate insecticida.

Como dije en la entrada anterior vamos a jugar, a esconder, a mentir y a disfrazarnos. Voy a empezar jugando yo, voy a esconder lo que siento por ti, vale? Voy a mentirte cada vez que me preguntes y voy a disfrazarme de indiferencia hacia ti, sí, eso es lo que voy a hacer.
Y es que he decidido que me voy a aplicar lo de 'Si tienes mariposas en el estómago trágate insecticida', es lo mejor para mí, no pienso pasar por lo mismo otra vez, no señor. Lo pienso negar todo y pienso creerme mi mentira, eso será lo que haga. Pienso tragarme todo el insecticida que encuentre y el más fuerte posible, porque no te mereces nada, te trataré como lo que fuiste para mí antes de conocerte, un perfecto desconocido. Una parte de mí desea que terminemos así, es lo mejor, lo sé, lo intuyo, somos totalmente incompatibles y no hay más, no quiero nada más, no quiero seguir teniendo nada que ver contigo, no merece para nada la pena, no te lo mereces, no, no lo haces. Yo tampoco me lo merezco, o eso creo, creo que no me merezco volver atrás, verdad? 
No lo voy a hacer, voy a matarlas, voy a tragarme insecticida y vamos a terminar siendo desconocidos, por ti, por mí, por nosotros, un nosotros que nunca existirá.

lunes, 9 de julio de 2012

Juguemos.

Vamos a jugar, ¿vale? Juguemos primero al escondite, escondamos sentimientos, escondamos cualquier cosa que nos pueda delatar, escondamos nuestros secretos... Pero tenemos que hacerlo muy bien, tenemos que jugar al escondite para ganar, nosotros escondemos y los demás buscan. Así que vamos a esconder todo lo que tenemos que esconder muy bien, vamos a hacerlo en el fondo del mar, lo metemos en una cajita, le ponemos llave y la llave la enterramos, ¿te parece bien? A mí me gusta la idea, así nadie encontrará lo que escondemos y ganaremos el juego, solo tenemos que hacer una cosa más para ganar y es negar que hemos escondido nada, solo si tú quieres, claro.... ¿Cuando acaba el juego? Cuando ni tú misma recuerdes donde has escondido esas cosas y a ti misma te puedas negar que existen, ahí termina el juego, ahí es cuando ganas.
Jugar a una cosa sola es demasiado fácil, ¿no crees? Quizá soy yo que soy muy atrevida, o quizá no, a lo mejor sí que es fácil... ¿Como dices? ¿Que a qué otra cosa jugaremos? Pues vamos a jugar a mentir, es un juego mucho más difícil de lo que puede parecer, eh. Digamos que complementa al anterior, todo lo que antes escondimos y negamos ahora lo cambiamos por otra cosa, vamos, mentimos... Si te preguntan '¿qué sientes?' Tu respuesta tiene que ser algo tipo 'Nada en especial', si te preguntan por algún secreto tú cuentas todo lo contrario a la verdad... No hay mucho más que explicar de este juego, simplemente tienes que mentir, no es tan complicado.... En este ganas cuando las mentiras que cuentes se conviertan en verdad o las hayas contado tantas veces que hasta tú te las creas, solo entonces, mientras tanto debes de seguir jugando...
¿Te arriesgas con otra? ¿Sí? ¡Qué bien! Pues nada, nuestro tercer juego serán los disfraces, parece un juego de niños, solo tienes que ponerte una capa y ser un superhéroe, o ponerte unos tacones y ser una modelo o esconderte tras una mano de maquillaje y así parecer guapa y todo, ¿así de fácil? Pues no, también tienes que comportarte acorde con lo que te disfrazas, si te disfrazas de bailarina debes bailar, si te pones una capa de chica valiente debes serlo, debes ser atrevida y si te pones unos taconazos para pisar con orgullo hazlo y compórtate como tu disfraz te obliga a hacerlo.
Parecen tres juegos fáciles, ¿no es cierto? Pues siento decepcionarte, pero no lo son, son muuuuy complicados, ¿crees que serás capaz de llevarlos a cabo juntos? Yo creo que sí, es más, confío en que lo hagas, yo sé que puedes y que lo vas a hacer. 
Raquel, confío en ti.

domingo, 8 de julio de 2012

No, Raquel, no.

Vale, Raquel, tía, tenías que volver a atrás, a ser la que eras, pero solo volver atrás en ese sentido, no en el otro en el que por lo visto también has regresado en el tiempo... Porque esta vez no será como la otra, no pasará lo que la otra y si pasara está claro que no serías tan estúpida como la otra. 
¿Te recuerdo los muchos problemas que te ha traído esto? Porque hasta donde yo sé solo te ha traído cosas malas, ¿me equivoco? No. De verdad espero que esto solo sea una tontería de recordar, que no sea cierto, porque si lo es, si lo es, querida amiga, la has jodido y la has jodido mucho. 
Tía, esto ya lo has pasado, vuelve atrás para volver a tener tu orgullo y para no arrastrarte ante nada ni nadie, no vuelvas en el otro sentido, no es bueno para ti, no, no lo es y lo peor es que lo sabes y sin embargo no haces nada por evitarlo, pero.. ¿puedes evitarlo? Ahí una de las cuestiones más importantes, dentro de poco lo tendrás más claro, amiga, pero de momento solo te queda intentar pensar que no has vuelto atrás en eso, que no has retrocedido tanto en tu vida.
Cualquier cosa es mejor que repetir aquello.

Tres años.

Como me gustaría volver a tener tres o cuatro años, volver a aquel tiempo donde mi mayor preocupación era que me quitaran el juguete en el colegio o que mis padres me compraran aquellos patines tan deseados...
Y es que he crecido demasiado rápido, la vida me ha obligado, echo de menos cuando mi madre me peinaba mientras me hablaba de que cuando fuera un poco más mayor, de mi futuro... Recuerdo que yo estaba deseando crecer, ser una 'chica mayor que se pudiera maquillar y ponerse tacones' ojalá pudiera volver atrás, ahora lo odio, odio crecer, quiero ser cada día más pequeña, más niña, más inocente, no quiero saber nada de eso a lo que la gente llama 'amor' ni tampoco de las conocidas 'hormonas' por no hablar de la maldita.. ¿Como la llaman? Ah, sí 'adolescencia'. 
Quiero volver a ser pequeña, volver a ponerme esos vestidos que a mi madre tanto le gustaban, quiero volver a estar preocupada por no tener el juguete que quiero, quiero volver a ser quien era antes de aquello...
En fin, quiero volver a ser aquella niña de tres años que proyectaba una gran felicidad en todas las carcajadas sinceras que soltaba cada tres segundos.

sábado, 7 de julio de 2012

Sabes? Las mentiras tienen patas cortas.

Te crees que soy tonta? Piensas que me puedes mentir tan descaradamente? De verdad crees que no me entero de las cosas? 
Mira que podrías haber buscado cosas que decir, cosas que te excusaran y fuiste a escoger la peor. Por favor, es obvio que lo sabías desde hace por lo menos cuatro días y hoy vienes de niño bueno en plan 'me acabo de enterar'
Pues sabes qué? Ahora la has cagado, lo siento pero estoy ya un poco hasta arriba de tus tonterías de niño de párvulos, sabía que al final ibas a volver tú solito, qué obvio era. Al final fuiste tú el que vino a mí, debí haber aguantado mucho más, no debí haber caído, pero bueno, ahora no sé si debo responderte o no. Haga lo que haga lo haré sin un 100% de seguridad, pero es la que hay, como dirías tú.
Tengo una duda, por qué has esperado tanto para decirme esto? Vale que podrías haber esperado un día, dos como mucho si querías hacerte el ofendido, pero cuatro? JAJAJA con eso te has pasado, eh. Supongo que estabas esperando a que yo te pidiera perdón... Pues no, he cambiado, bueno, más bien he vuelto, ahora soy de nuevo orgullosa, rencorosa, vamos, tal como era antes, con mis antiguas virtudes y defectos, así me conociste y será así como te despidas de mí... 
Finalmente, no sé si te voy a responder, ya se verá, de momento solo sé que lo voy a consultar con mi almohada.

jueves, 5 de julio de 2012

Vuelve atrás.

Muy bien, Raquel, muy bien, dónde quedó lo de 'no voy a ser yo la que te hable'? Es que eres tonta, pero tonta, tonta, tonta, eeh. Dijiste que no lo harías, pero claro, tú no puedes hacerlo, tú no eres tan fuerte. Tú eres gilipollas.
Mal, tía, mal tenías que haberte mantenido, pasando, pero no puedes, no? No? No? Estúpida. Eso es lo que eres, como se te ocurre? Tssk!
Mejor cállate, no busques excusas, si lo hiciste es porque acabar así no es bueno y lo sabes. Me pregunto dónde coño está aquella tía orgullosa que no se arrastra por nada ni por nadie, me lo pregunto seriamente, no mola que haya desaparecido, NO. Así que ya la estás buscando, eeh, ya estás buscando a esa chica capaz de cerrarse en sí misma, capaz de tragárselo todo sin saltar por nada, capaz de ignorar al mundo y de pasa si el mundo la ignora a ella. Búscala, búscala porque la necesitas de nuevo, necesitas de nuevo esa capa de dureza, necesitas eso que te hacía cerrar los ojos, los puños, apretar la mandíbula y olvidarte de todo.
LO NECESITAS AHORA, HAZLO Y PUNTO.

miércoles, 4 de julio de 2012

Fuck you.

Me parece increíble que te comportes así, como un puto niño de tres años. Dónde quedó aquel chaval que decía haber sufrido? Dónde está aquel que parecía tener algo de madurez? Dónde está aquel que llegué a querer? 
Está claro que aquel chaval no eres tú, tú eres un niño inmaduro, caprichoso, que hace daño, uno en el que no se puede confiar. 
Ayer todo acabó, verdad? Qué fácil lo solucionas tú todo. Ojalá los demás pudiéramos hacerlo, ojalá no te tuviera ni un poquito de cariño, ojalá pudiera odiarte, pero no, no puedo porque por desgracia para mí tú me caes bien...
Estoy harta de ser yo la que vaya y te pida perdón por errores que no cometí, estoy harta de ser yo la que tenga que humillarse para que me hables. Sabes qué? Esta vez no seré yo, no señor, no voy a ser yo quien te hable, si quieres hablarme tú a mí pues bien, sino pues que te jodan. Has sido tú él que la ha cagado, no yo.

sábado, 23 de junio de 2012

Crece o muere.

Ese momento en el que sientes que en nadie puedes confiar, ese momento en el que sabes que tarde o temprano te traicionarán, ese momento en el que estás tan destrozada interiormente que sientes que nada merece la pena, ese momento el que por mucho que lo intentes no puedes sonreír de manera sincera, ese momento en el que sientes que no quieres a nadie.
Esos momentos y muchos más son los que hacen que tu vida sea cada día más y más triste, que aquella lucecita de esperanza que iluminaba el camino por el que te animabas a andar se vaya apagando, esos momentos son los que hacen que cambies, que seas totalmente diferente, sonrisas fingidas, lágrimas a solas, amargura, tristeza, dolor....
Esos momentos, por desgracia inevitables, son los que tienen que hacer que reacciones, que consigas salir del bache.
Esos son los momentos que o te matan o te hacen más fuerte.

sábado, 2 de junio de 2012

Just do it.

Si quieres saltar, salta, si lo que quieres es reír, ríe. Si, por el contrario, lo que deseas es llorar, hazlo. Si necesitas sentarte a descansar, descansa en cualquier parte. Si lo que quieres es bailar en medio de la carretera, no sé a qué estás esperando. Si quieres contar algo, pero no lo haces por el qué dirán, mal hecho, deberías decirlo. Si quieres comer, pues come. Si quieres estar solo, escapa de la gente, escapa a donde sea, no importa el lugar. Si quieres poner música, hazlo y ponla a todo volumen, hasta que retumben las paredes. Si quieres gritar, grita con todas tus fuerzas. Si quieres hacer la mayor locura de tu vida, no dudes, hazla. Si quieres cantar, pues canta. Si quieres hacer el pino, por qué no hacerlo en el lugar más extraño? Si quieres saltar a un campo de fútbol en el partido más importante de la temporada, pues hazlo. Si quieres irte lejos, marcharte, coge un avión y deja detrás todo esto. 
Mi consejo hoy es que si quieres hacer algo, por muy extraño que sea, no dudes, hazlo. Si algo quieres, just do it.

jueves, 3 de mayo de 2012

.

Acabo de terminar mis deberes de inglés, se trataba de hacer una condicional, con el comienzo que el ejercicio te daba. Una de las oraciones me hizo pensar, decía así: Si pudiera vivir mi vida otra vez, definitivamente no.... y aquí era donde tú tenías que completar. Pensé y pensé para encontrar algo acertado. Al final puse que no cambiaría absolutamente nada, mentí.
Sabéis que cambiaría? El haberlo conocido, sí, sí. A él, a el de los mensajes. Le hubiera respondido el primero y punto, de ahí no habría pasado. Os preguntaréis por qué, si durante las otras entradas lo ponía como si fuera casi perfecto. Me río yo de aquella etapa JAJAJAJA nunca debí empezar a hablar con él. NUNCA. Al fin y al cabo, qué de bueno me ha traído? NADA. Solo dolor, sufrimiento, desplante y desprecio.
Y es que una de sus "cualidades" más importantes es el desprecio, sí sí, el hablarte genial un día y al día siguiente que te ignore. O que te diga que te habla cuando se aburre, es algo genial...
Y yo todavía no sé por qué le sigo respondiendo. De verdad que no lo sé, quizás no debería, pero es que de verdad me parece injusto dejarle de hablar así de la nada. Yo, a diferencia de él, no soy así. Yo no puedo hacerlo. Aunque quizás sea de peor persona hacer lo que hago, hablarle como si nada, como siempre, quizás sea una falsa de mierda, pero no puedo hacer nada más.
Espero que esta sea la última vez que escribo sobre él, a partir de hoy, haré que todo lo que diga o haga no me importe lo más mínimo, para mí ya no es el de antes, ya no es un amigo, ahora es un conocido al que le he tenido aprecio y le he contado muchas cosas importantes, nunca pensé que al final sería así. Con razón dicen que las apariencias engañan.
La gente se extraña de que no sea sociable con desconocidos, y es que cada vez que conozco a alguien, trae algo malo consigo. Y este chaval es el claro ejemplo de lo que digo, solo me ha traído dolor, desplantes y cosas negativas. Creo que nunca seré sociable, no merece la pena. Al fin y al cabo todo el mundo te falla, te hace daño, todo el mundo te termina rompiendo interiormente. Hasta tú mismo te terminarás traicionando, pero no duele tanto como cuando lo hace alguien al que aprecias. 
Finalmente solo me queda darte las gracias, esta vez no porque me hayas hecho algo que a primera vista parece bueno, si no porque cada golpe o te mata o te hace más fuerte, y yo sigo aquí, mucho más fuerte que antes. Sabes qué? Muchas gracias, me has hecho mucho menos débil. 

Si yo fuera

Siempre me ha encantado esta canción, desde la primera vez que la oí. Y es que su letra me parece muy interesante, se titula "Si yo fuera" supongo que con el título no hace falta mucha más explicación, no?
Pensad un momento, si fuerais otra persona, otra cosa, un terrorista, un pájaro.... Qué pasaría entonces? Qué sería de ti? 
Sabéis? Me encantaría saberlo, me encantaría averiguar qué habría pasado si fuéramos otra cosa, otra persona, si tuviéramos otro destino. Porque yo sí creo en el destino, creo que todo pasa por algo, pero que nosotros podemos cambiarlo.
En fin os dejo con la canción y os la dejo con letra, me gustaría que prestarais especial atención, ya que es sencillamente perfecta. 

miércoles, 2 de mayo de 2012

Aburrirse de todo.

Son las 12:05 de la mañana, estoy en el colegio, en informática más concretamente. Lo que hacemos es ponernos delante de un ordenador y hacer lo que nos da la gana. Antes esta era mi clase favorita, ahora me empiezo aburrir de Internet. Siempre la misma mierda, que si Tuenti, que si Twitter, que si mira esto, escucha aquello. Todas cosas vanas sin sentido, que no te llenan en nada. Simplemente estás ahí, como una más, sin destacar, sin ser diferente. 
No me puedo creer que sea yo la que ha escrito esto, no me puedo creer que me haya aburrido de Internet, no soy yo, definitivamente no soy yo. 
Hoy antes de esta hora mi mejor amiga me ha preguntado si me pasa algo, que ha leído mi blog. La verdad no sé si me pasa algo, solo sé que estoy decaída de ánimos, como deprimida. Sin ganas de nada, de nada en concreto, solo de encerrarme en algún sitio y no salir nunca. Sin hacer daño a nadie y sin que nadie me lo haga a mí.

martes, 1 de mayo de 2012

Aprender

Aprender. Eso es lo que debo hacer, aprender a fingir, aprender a ignorar, aprender a ser fuerte y aprender a levantarme tras cada caída.
Aprender a fingir indiferencia, porque es imposible aprender a sentirla, ya que yo no soy así y no puedo serlo. Debo aprender a fingirlo y a dejar que solo salga la verdad en la soledad.
Aprender a ignorar al resto del mundo, a las desgracias que me rodean, a los desplantes de gente que no me importa. Debo aprender a ignorar todos aquellos hechos dolorosos de gente que realmente no me importa.
Aprender a ser fuerte, a no derrumbarme por todo, a sonreír cuando quiero llorar y a llorar cuando es 
necesario. Debo aprender a ser fuerte dejando de ser influenciable por el resto del mundo. El mundo que no me importa
Y finalmente. aprender a levantarme tras cada caída. Sí, a levantarme, a levantarme y mirar a la vida fijamente diciéndole con mi mejor sonrisa: "Esto es lo mejor que puedes hacer? Mírate, pegas como una niña"

lunes, 30 de abril de 2012

Esos momentos

Esos momentos en los que estás rodeada de gente y aún así te sientes sola, sin nadie, cuando necesitas a alguien y esa persona no existe, o simplemente no está. Mentir cada vez que te pregunten qué tal, o como estás, decir simplemente bien, para que no sigan preguntando. Cuando en realidad lo que quieres es gritarle al mundo que no estás bien, que necesitas a alguien, a alguien que no existe. 
Esos momentos en lo que te dan ganas de llorar, por nada, simplemente porque no aguantas más, puede que por un cúmulo de tonterías, puede que por algo que recuerdes y duela, o por algo que veas. Cuando tienes que guardar tus lágrimas, tragártelas y esperar, esperar a que nadie se haya dado cuenta de nada.
Esos momentos en los que tus ojos están tristes y tus labios esbozan una falsa sonrisa, esos en los que nadie se fija en ti, en los que nadie se quiere fijar en tu mirada y así no tener que preguntar o apoyar.
Esos en lo que vienen recuerdos a tu mente, recuerdos dolorosos, alegres, recuerdos de todo tipo. En los que piensas que eso es pasado, ya no está y aún así no puedes sacarlo de tu mente. Esos en los que tienes ganas de recuperar algo perdido, algo que has perdido para siempre quizás.
Esos momentos en los que todos tus sentimientos se mezclan, en los que no sabes si reír o llorar, si saltar o desplomarte en el suelo. En los que no sabes si debes pensar o actuar.
Esos momentos son mi día a día.

sábado, 28 de abril de 2012

Harta.

Sabéis? Hoy, justo después de haber escrito la entrada de ayer él me ha respondido el mensaje de hace 6 días. Casualidad? Puede ser, lo creo así? No. 
La verdad me da igual que lo haya respondido, porque estoy harta, HARTA de él. Hablando a través del ordenador es genial, es muy majo, pero en persona es horrible. Igual esto os parece extraño, pero es la verdad y os voy a explicar por qué, por qué estoy harta de él. 
Veréis hoy lo he visto y durante todo el día me ignorado, eso hasta cierto punto puede parecerme normal, es más, me da igual, también me da igual que mientras yo este hablando y contando algo importante no atienda una mierda. Vale, no es del todo normal después de más de 6000 mensajes, pero puedo llegar a pasarlo, sin importarme. Al fin y al cabo no tiene que atenderme o hablarme, no? Lo que ya fue la gota que colmó el vaso fue que cuando le pregunté una cosa, directamente a él, diciendo su nombre y todo, me haya girado la cara y se haya ido. Eso si que ya no me da igual.
Puede que ayer me haya respondido al mensaje de hace 6 días, puede que hasta ayer el me importara, pero ya no. Ya estoy harta de él, de sus desplantes, de que me gire la cara cuando le hablo. Así que he decidido no hablar más con él, ni por mensaje ni nada.
Si por casualidad lees esto, date por enterado, ya no te hablaré más y no por capricho, si no porque tú me has obligado con tus desprecios. Ahora sí que adiós, quizás soy injusta ya que yo en la anterior entrada pedía una despedida o una razón para que no me respondieras y ahora soy yo la que te deja de hablar sin decir nada. Pero la vida es así, injusta, no da explicaciones por todo.

viernes, 27 de abril de 2012

Adiós

Sabía que algún día se acabaría, tú mismo lo habías dicho, habías dicho "algún día tendremos que acabar con esto, no?" Recuerdo que yo me limité a reírme y a decir "bueno, eso llegará pero muy lejano, no?" y todo quedó ahí.... 
Hoy ya hacen seis días desde tu último mensaje, ese día decides no responderme sin tan si quiera decirme el por qué y sin despedirte. Me gustaría saber qué fue lo que dije o hice para que no me respondas más, creo que realmente me da igual, o por lo menos eso quiero pensar.... En realidad no te echo mucho de menos, o sí? La verdad no lo sé, creo que necesito pensarlo, bueno no, si es que hoy soy la contradicción echa persona. 
Bueno, dejo ya de escribir porque no tengo nada claro, solo sé que te echo de menos, bueno, solo un poquito, pero aún así, creo que necesito encontrarme ese mensaje al encender mi ordenador... Creo que te quiero, ya no como antes, lógicamente, pero sí como un amigo y además me duele perderte por nada. En fin, si tú no quieres mi amistar, peor para ti. Hasta hace unos meses vivía sin ti, puedo seguirlo haciendo.

viernes, 20 de abril de 2012

Piensa antes de hablar.

¿Sabéis estas personas estúpidas que un día te dicen "Es que yo no he tenido infancia, desde que tenía 10 años ya estaba pensando en chicos/as y claro, ahora, me arrepiento :S"? Espero que no hayáis tenido la desgracia de haberos cruzado con alguna, o que por lo menos no les deis la razón. 
¿Cómo puede haber gente que si quiera se atreve a hablar de infancias duras cuando no tiene ni puta idea de qué coño es eso? Lo peor es que lo dicen y se quedan como si estuvieran orgullosos de ello, como si creyeran que están llenos de razón. JAJAJ pobrecitos, me gustaría verlos pasándolo mal de verdad, deseando morirse cuando solo tenían siete años, para así no sufrir ni ver como sufre su familia, de verdad que me gustaría verlos todo un año tirados en una cama de hospital, pasando allí cumpleaños y navidades familiares. Así podrían decir con por lo menos un ápice de razón que no han tenido infancia.
No sé como la gente se atreve a hablar de dolor o de falta de niñez, sin saber qué cojones es eso. La gente que dice lo que cité al principio de esta entrada debería morir, o por lo menos debería saber lo que es sufrir de verdad y no hablar porque simplemente tiene boca. 
Ya para acabar voy a dirigir unas palabras a la persona que a mí me dijo esto: MUERE.

Todo un sueño.

A veces me paro a pensar sobre nosotros, sí, sobre tú y yo y sobre nuestra existencias, me hago preguntas de los más extrañas, como por ejemplo: Y si todo esto no existiera? Y si solo fuera un sueño? Y si la por muchos temida muerte simplemente sea el despertar de este sueño o pesadilla, según como se mire? Y si en realidad fuéramos pájaros? Qué haríamos, en esta vida soñando con volar, con ser libres, con no tener un lugar fijo al que tener que volver en unos horarios que esta sociedad te marca? Qué haríamos entonces si supiéramos que podemos hacerlo? Y si en lugar de un pájaro fuéramos igualmente simples seres humanos? Después de "soñar" con toda una vida nos comportaríamos igual? Cometeríamos los mismo errores? 
A veces creo que pensar tanto es malo, pero muchas veces me he respondido a mí misma estas preguntas: sería un verdadero descanso que todo fuera un sueño, que al despertar pudiera ser un halcón, o un águila, pudiendo levantar vuelo, sin complicaciones, sin ataduras, sin nada que me detenga, siendo solo yo, mis alas y el mundo... Si solo fuéramos humanos? Pues se intentaría no cometer los mismos errores, pero todos sabemos que no sería posible, solo se aprende a base de golpes, a base de dolor, de dolor de verdad, no de dolor de sueños, creo que sí cometeríamos los mismo errores...
Pero nada de esto importa, de hecho no creo ni que nadie llegue a leer esta entrada, pero no me importa al fin y al cabo si todo esto es un sueño, nada es real, ni tú, ni yo, ni nada, ni nadie.

viernes, 13 de abril de 2012

Una foto en blanco y negro.


     Como me gustaría tenerte cerca, abrazarte, sentirte junto a mí, mientras me cuentas tus historias extrañas, esas que no tienen ni pies ni cabeza, que cualquier persona en su sano juicio no se creería, pero sin embargo yo las escucho con total atención, pensando que aunque sepa que son mentira, me encantaría que se hicieran realidad, conmigo. La verdad, no sé muy bien como expresarte lo que siento, lo que llevo dentro, así que simplemente diré: te quiero.




Me desperté soñando, que estaba a tu lado
y me quedé pensando, que tienen esas manos
sé que no es el momento, para que pase algo
quiero volverte a ver, quiero volverte a ver
quiero volverte a ver.

jueves, 12 de abril de 2012

Titanic

Alguna vez habéis visto la película "Titanic"? Bueno, es obvio que sí, al fin y al cabo, quién no la ha visto? Quién no ha querido tener siempre un romance como el de Rose y Jack? Quién no ha llorado cuando, al final él muere o cuando lo hace ella soñando con él? 
A mi parecer "Titanic" es la mejor película que nunca ha existido, quizás sea porque yo soy una persona muy romántica, que le encantan que las cosas acaben bien, y en esto me contradigo, ya que la película acaba fatal. Pero aún así tiene un encanto especial, desde el momento en el que aparece Rose (ya mayor) esa señora sabe como captar tu atención y emocionarte con tan solo ver como coge sus objetos del pasado y se emociona.
Aunque no solo la película es genial, la banda sonora no se queda atrás, quién no recuerda la muerte de Jack al escuchar la canción de "Titanic"?
Quizás a alguien que suela leer mi blog, le extrañe esta entrada ya que suelo escribir sobre otras cosas, pero en este caso era necesario recordar una película increíble, la mejor de todos los tiempos.

viernes, 23 de marzo de 2012

Agua y libertad

Nunca me siento tan libre como cuando estoy bajo el agua, ya sea en el mar, en una piscina, en la bañera o simplemente bajo la lluvia. Me encanta meterme en la piscina y aguantar todo lo que pueda bajo el agua, sin respirar, sin límites, olvidando las preocupaciones, los problemas, con la mente en blanco, allí, sola bajo el agua. Con esa sensación de libertad, libre de preocupaciones, libre del resto del mundo, libre de cargas y pesos. 
Lo mismo me pasa en la ducha, me encanta ponerme debajo del chorro de agua caliente y cerrar los ojos, pensar en todo lo que me ha pasado a lo largo del día, y allí, sola bajo el agua, sin pensar en nada en concreto, pero todo en general, me libero de las cargas, que desaparecen el tiempo que yo dure bajo el agua sin hacer nada, simplemente dejando que el chorro de agua caiga en mi cabeza. Por no hablar de cuando llenas la bañera y te metes debajo del agua, con los ojos cerrados, sin oír nada del exterior, solo tú, tú y el agua.
Por último, quisiera comentaros la sensación bajo la lluvia, sobretodo la sensación cuando no llevas mucho abrigo, llueve muy fuerte y tú te empapas. Muchas de esas veces, yo en lugar de correr para refugiarme del agua lo que hago es sentarme en un banco, quitarme la capucha y quedarme ahí, bajo la lluvia, esperando a que llueva más sobre mi cabeza. Me encanta sentarme y ver como todo el mundo corre, con prisa, para no mojarse, y tú, ahí, sentada, sin prisas, sin presiones, solo observando y dejando que el agua caiga sobre ti.

sábado, 10 de marzo de 2012

Gracias

Hay cosas para las que siempre es buena hora, una de ellas es para dar las gracias. Eso es a lo que voy a dedicar hoy mi entrada, a agradecerte lo que estos días has hecho por mí. Quizás pienses que no debo agradecerte nada, pero yo sé que sí, porque gracias a ti he abierto los ojos respecto a ese tema. Gracias a ti he empezado a dejar que cicatrice mi herida y eso era lo que necesitaba, escuchar lo que dijiste, hablar con alguien, que me ayudara, ese alguien fuiste tú. Aún no he conseguido hacer todo lo que me recomendaste, pero sé que lo voy a terminar consiguiendo, me cueste lo que me cueste, sufra lo que sufra y llore lo que llore. Lo haré, porque te dije que lo haría, porque tengo que hacerlo y porque lo necesito para poder seguir viviendo. 
Ahora lo pienso y me extraña que, conociéndonos desde hace tan poco tiempo, te haya contado eso que nadie sabe de mí, esa parte que me gusta mantener oculta porque es la parte que más me duele. Quizás tengas algún don especial para que te cuenten secretos, o quizás simplemente necesitara hablar con alguien y tú eras el que estaba ahí, atento, escuchando y aconsejando. 
Quién me iba a decir a mí hace unos 3-4 meses cuando empecé a entablar una amistad contigo que acabarías sabiendo tanto de mí? Quién me iba a decir que acabarías aconsejándome de ese tema tan doloroso para mí? Quién me iba a decir que acabarías siendo un gran apoyo para mí? Y quién me iba a decir que serías uno de mis mejores amigos? Nadie, de hecho cuando empecé a hablar contigo pensé que nunca nos llevaríamos del todo bien y ahora eres la persona que mejor me conoce y que mejor conoce las cosas que me hacen daño, pero no daño del pasajero, del que desaparece, daño de verdad, del que se queda durante años y años. Solo espero que nunca utilices eso para hacerme sentir dolor, aunque no lo creo, no pareces ese tipo de personas. Además de que, por mucho que me extrañe, confío en ti.
Solo me queda por decir una última cosa: gracias, muchísimas gracias.

sábado, 18 de febrero de 2012

Ver como se desvanece en lo que crees....

Yo no aprendo, otra vez me ha pasado, otra vez he creído que te había olvidado y en realidad lo único que he hecho es engañarme. De verdad que esta vez creía que era algo totalmente real, de verdad que sí, pero no. Se ve que no puedo, que te has fijado a mi corazón de una manera que no existe el modo de arrancarte de ahí. 
Hoy, cuando entré, iba convencida de que solo te trataría como a un extraño, estaba convencida de que ya no sentía nada por ti. Sin embargo fue verte y sentir "eso", eso especial que no sé muy bien como definir y a la vez también sentir ganas de llorar por no tenerte. 
Algo que creí que nunca volvería a sentir por ti, pero estabas ahí, para que mis pensamientos de no sentir nada se desvanecieran...
Aún así, voy a conseguirlo, aunque tenga que estar todo un puto mes sin tener el más mínimo contacto contigo, voy a conseguir olvidarte y seguir con mi vida, tranquilamente, sin ti, sin que me acompañes en cada pensamiento....
Hasta entonces, te tendré que tratar como a un amigo corriente, tendré que fingir que no eres nada para mí, tendré que intentar ignorarte y tendré que intentar no correr para responder tus mensajes.
Hoy solo puedo decir que seguiré intentando olvidarte, porque está confirmado que no lo he conseguido...

miércoles, 15 de febrero de 2012

Tercer día...

Ya estoy en el tercer día de mi reto, hoy acaba, hoy te hablaré poniéndote como excusa cualquier tontería que se me ocurra. Pienso que ya ha acabado todo, que ya no estás, que estos tres han sido buenos para mí. La verdad me resultó muy difícil ignorarte con tu insistencia, más de tres mensajes, en serio? Cuando te respondo no me haces ni puto caso y ahora que decido ignorarte por qué coño me hablas e insistes tanto? Me echarás de menos? Nah, sé que no me echas de menos, pero soy tu "entretenimiento" cuando te aburres me hablas, sí, será por eso que insistes, seguramente te has aburrido....
Sabes? En realidad no te hablaré hoy simplemente porque he cumplido mi reto, te hablaré porque te echo demasiado de menos....

lunes, 13 de febrero de 2012

Tres días...

Es mi propósito para esta semana, que pasen estos tres días ignorándote, aunque reciba 1200 mensajes más, aunque me hables y me busques, estos días voy a ignorarte, voy a conseguir sacarte a rastras, a golpes, como sea, pero sacarte y que desaparezcas. 
Sé que si consigo pasar tres días sin hablarte lo voy a conseguir, te terminaré eliminando para siempre, serás tan solo un bonito recuerdo, algo que se quedará en mi mente y también tendrá un huequecito en mi corazón. Porque hasta ahora creo que has sido una de las cosas más importante de mi vida, lo sigues siendo y por eso estos tres días son necesarios, para poner distancia, para poder tratarte como a un desconocido y así olvidar de una vez por todas. 
Me está costando muchísimo hacerlo, y eso que hoy aún es el primer día que paso sin ti, espero que mañana, día de San Valentín, sea todo mucho más fácil, espero sufrir menos......
Siento ignorarte estos días, de verdad, ya me inventaré una excusa para más adelante, pero ahora solo quiero olvidar, aunque sea así, a las malas...

miércoles, 8 de febrero de 2012

Quédate, por favor quédate.

Por favor, no lo hagas, no te vayas, no tan lejos. El simple hecho de saber que estás ahí, a 10 minutos de aquí me hace feliz, me consuela saber que te podría ver en cualquier momento. Pero pensar que existe al posibilidad de que te marches lejos, de que tenga a quilómetros y quilómetros de distancia, de que quizás no te vuelva a ver nunca, simplemente con pensarlo me entristezco.... 
Sabes? Necesito saber que estás cerca, aunque no te suela ver, para mí te has convertido en alguien muy importante, por favor, no te vayas, te lo ruego, te lo suplico, quédate, aunque sea vete con tu hermano, pero no desaparezcas. No así, no como si solo fueras una quimera que ya pasó.... 
Te pido que permanezcas aquí por muchas razones, pero la más importante (aunque solo sea la más importante para mí) es porque te quiero...

viernes, 27 de enero de 2012

Harta...

Hoy me siento harta, harta de todo. De seguir órdenes de todos, de hacer todo lo que debo, de ir a donde se supone que tengo que ir, de oír lo que el resto del mundo oye. Estoy harta hasta de las redes sociales, algo que nunca me había pasado, estoy harta de que todo sea tan artificial, como si nosotros fuéramos robots programados para comportarnos de una manera determinada, todos iguales. 
Hoy he pensado en mis últimos días y me he dado cuenta de que todos son iguales, todos hago exactamente lo mismo. Me gustaría cambiar, hacer de cada día un único día, pero ¿cómo hacerlo? En esta sociedad no hay lugar para la gente diferente que simplemente desea aprovechar su vida al máximo. 
Sé que no podré cambiar nada y que seguiré harta de todo, porque al fin y al cabo, aunque grite lo que necesito el mundo me ignorará como hace siempre, así que por mucho que me cueste aceptarlo, sé que cada día seguirá siendo una copia exacta del anterior.

domingo, 22 de enero de 2012

Espejismo...

Creía que ibas a estar fuera tres días, que me evitarías el sufrimiento de hablar contigo tan solo como un amigo, que cuando volvieras, tan solo serías un bonito recuerdo.... 
Creía que al estar aislada de ti tres días lo conseguiría. Sabes? Me hubiese encantado que así hubiera sido, simplemente tenerte lejos de mí, ese pequeño espacio de tiempo, era lo que necesitaba, quizás el primer día lo pasase mal, quizás te echase mucho de menos, el segundo sería menos doloroso y el tercero esperaba que ya no ocuparas el lugar que ahora ocupas. Sé que soy una ilusa, que me terminaría estrellando, pero por lo menos me darías la oportunidad de olvidarte al  no tener contacto contigo...
Pero todo fue un espejismo, volviste, volviste a seguir torturándome, a seguir hablando como si nada, con lo asumido que tenía el olvidarte en tan solo tres días. Tuviste que llegar de nuevo, como si tu finalidad fuera descolocar todos mis planes. Me gustaba pensar que no estarías, que sufriría, pero que todo acabaría en olvido. ¿Por qué tuviste que volver?