domingo, 22 de enero de 2012

Espejismo...

Creía que ibas a estar fuera tres días, que me evitarías el sufrimiento de hablar contigo tan solo como un amigo, que cuando volvieras, tan solo serías un bonito recuerdo.... 
Creía que al estar aislada de ti tres días lo conseguiría. Sabes? Me hubiese encantado que así hubiera sido, simplemente tenerte lejos de mí, ese pequeño espacio de tiempo, era lo que necesitaba, quizás el primer día lo pasase mal, quizás te echase mucho de menos, el segundo sería menos doloroso y el tercero esperaba que ya no ocuparas el lugar que ahora ocupas. Sé que soy una ilusa, que me terminaría estrellando, pero por lo menos me darías la oportunidad de olvidarte al  no tener contacto contigo...
Pero todo fue un espejismo, volviste, volviste a seguir torturándome, a seguir hablando como si nada, con lo asumido que tenía el olvidarte en tan solo tres días. Tuviste que llegar de nuevo, como si tu finalidad fuera descolocar todos mis planes. Me gustaba pensar que no estarías, que sufriría, pero que todo acabaría en olvido. ¿Por qué tuviste que volver?

No hay comentarios:

Publicar un comentario