viernes, 20 de abril de 2012

Todo un sueño.

A veces me paro a pensar sobre nosotros, sí, sobre tú y yo y sobre nuestra existencias, me hago preguntas de los más extrañas, como por ejemplo: Y si todo esto no existiera? Y si solo fuera un sueño? Y si la por muchos temida muerte simplemente sea el despertar de este sueño o pesadilla, según como se mire? Y si en realidad fuéramos pájaros? Qué haríamos, en esta vida soñando con volar, con ser libres, con no tener un lugar fijo al que tener que volver en unos horarios que esta sociedad te marca? Qué haríamos entonces si supiéramos que podemos hacerlo? Y si en lugar de un pájaro fuéramos igualmente simples seres humanos? Después de "soñar" con toda una vida nos comportaríamos igual? Cometeríamos los mismo errores? 
A veces creo que pensar tanto es malo, pero muchas veces me he respondido a mí misma estas preguntas: sería un verdadero descanso que todo fuera un sueño, que al despertar pudiera ser un halcón, o un águila, pudiendo levantar vuelo, sin complicaciones, sin ataduras, sin nada que me detenga, siendo solo yo, mis alas y el mundo... Si solo fuéramos humanos? Pues se intentaría no cometer los mismos errores, pero todos sabemos que no sería posible, solo se aprende a base de golpes, a base de dolor, de dolor de verdad, no de dolor de sueños, creo que sí cometeríamos los mismo errores...
Pero nada de esto importa, de hecho no creo ni que nadie llegue a leer esta entrada, pero no me importa al fin y al cabo si todo esto es un sueño, nada es real, ni tú, ni yo, ni nada, ni nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario