sábado, 23 de junio de 2012

Crece o muere.

Ese momento en el que sientes que en nadie puedes confiar, ese momento en el que sabes que tarde o temprano te traicionarán, ese momento en el que estás tan destrozada interiormente que sientes que nada merece la pena, ese momento el que por mucho que lo intentes no puedes sonreír de manera sincera, ese momento en el que sientes que no quieres a nadie.
Esos momentos y muchos más son los que hacen que tu vida sea cada día más y más triste, que aquella lucecita de esperanza que iluminaba el camino por el que te animabas a andar se vaya apagando, esos momentos son los que hacen que cambies, que seas totalmente diferente, sonrisas fingidas, lágrimas a solas, amargura, tristeza, dolor....
Esos momentos, por desgracia inevitables, son los que tienen que hacer que reacciones, que consigas salir del bache.
Esos son los momentos que o te matan o te hacen más fuerte.

sábado, 2 de junio de 2012

Just do it.

Si quieres saltar, salta, si lo que quieres es reír, ríe. Si, por el contrario, lo que deseas es llorar, hazlo. Si necesitas sentarte a descansar, descansa en cualquier parte. Si lo que quieres es bailar en medio de la carretera, no sé a qué estás esperando. Si quieres contar algo, pero no lo haces por el qué dirán, mal hecho, deberías decirlo. Si quieres comer, pues come. Si quieres estar solo, escapa de la gente, escapa a donde sea, no importa el lugar. Si quieres poner música, hazlo y ponla a todo volumen, hasta que retumben las paredes. Si quieres gritar, grita con todas tus fuerzas. Si quieres hacer la mayor locura de tu vida, no dudes, hazla. Si quieres cantar, pues canta. Si quieres hacer el pino, por qué no hacerlo en el lugar más extraño? Si quieres saltar a un campo de fútbol en el partido más importante de la temporada, pues hazlo. Si quieres irte lejos, marcharte, coge un avión y deja detrás todo esto. 
Mi consejo hoy es que si quieres hacer algo, por muy extraño que sea, no dudes, hazlo. Si algo quieres, just do it.