sábado, 28 de julio de 2012

¿Amigo? Los cojones.

Hoy os voy a hablar de esos que se hacen llamar "amigos" y que después descubres que en cuanto pueden te la clavan por detrás, ¿eso es ser amigos? Para mí no, la verdad y no sé por qué me haces esto, no te entiendo, hasta donde yo sé nunca te he hecho nada tan malo como para que me trates así.
Nunca leerás esto, pero da igual, yo necesitaba escribirlo, necesitaba decirte que no te montes paranoyas en tu cabeza y que si te las montas no jodas a los que dices que aprecias.
En serio me gustaría que lo leyeras y que supieras que va por ti, pero ya te darás cuenta poco a poco de como las estás jodiendo y bien, tú solito cuando todo el mundo se de cuenta de como realmente eres te quedarás sin nadie, eso es lo que te mereces.
Por cierto ya te advierto de que si tú eres falso yo más, de que si tú quieres jugar te arriesgas a que yo lo haga mejor. Yo no soy una de esas personas débiles con las que acostumbras a jugar o a las que sueles criticar con tus amigas, sí, esas amigas que te etiquetan de lo que les da la gana sin conocerte.
Hace unas entradas dedicaba un bonito 'que te jodan' a quien no debí, ahora lo retiro y te lo dedico a ti, amigo.
¿Amigo? Amigo de tu puta madre, amigo de mierda.

viernes, 27 de julio de 2012

Hold me now.

Odio, esto, lo odio mucho, odio no saber las cosas, jobá, no me gusta. Parezco una niña pequeña pendiente de qué hacer o qué decir y no delatarme inconscientemente, si pudiera decirte algo ahora mismo sería que me abrazaras, que te olvidaras de que existe el mundo, de que hay más gente, que solo pensaras en nosotros, que me abrazaras con una fuerza increíble... y odio no podértelo decir, lo odio, pero mucho de verdad. Daría todo lo que tengo, todo lo que me pidieras a cambio de un abrazo ahora mismo, a cambio de un 'te quiero', a cambio de un beso.
Quizá tienes razón, quizá yo no soy un 'para siempre asegurado' pero es que yo no quiero un para siempre, no, quiero un ahora, un ya, no falsas promesas, quiero el momento, la felicidad, el ahora.
Y es que tú no te das cuenta de que cuando te digo 'Hold me now' lo digo en serio.



Yo ya no sé nada.

Joder, joder, joder, ¿por qué me pasan estas cosas? ¿Por qué no me gusta que pasen? Se supone que es algo bueno, aunque igual me equivoco, claro que es muy raro todo, ¿qué hago? ¿Le digo que creo que sé de quién me habla? ¿Le digo que ella lo siente también? Es que estoy atada, ¿o no lo estoy? De todas formas conozco su decisión, aunque el no conoce nada, ains, no sé que hacer, de verdad, me vuelven a asaltar las dudas y joder, no me gustan estas dudas, se podría decir que hasta las odio.
En serio, ¿se lo digo? Y si  se lo digo, ¿como lo hago? Una vez lo hice, vale que esta vez piso sobre seguro, pero él no sabe ni lo que hace. Yo creo que lo mejor será impulsarle a que se vaya con la otra, es lo mejor para ambos, ¿o no lo es? Joder, es que no sé nada, eh... Soy un saco de indecisión y no quiero serlo, quiero ser más decidida, pero es que no sé qué coño debo hacer...
Pensé que escribiendo me aclararía sobre lo que quiero y debo hacer, pero no ha sido así, por desgracia, todavía no sé que hacer, supongo que tendré que esperar un poco a que se aclare toda esta mierda.

jueves, 26 de julio de 2012

Hasta ahora.

En realidad no sé por qué me siento a escribir lo que voy a escribir, en realidad es una gilipollez, una muy grande, pero no sé, para mí es más o menos importante, es como si se cerrara un ciclo, llamadme loca si queréis, pero no sé, es la que hay.
Vale, ahora sí que ya escribo de lo que pensaba, ¿vale? Pues nada, que hoy se ha acabado, pero no ha sido un 'adiós' sino un 'hasta ahora' y es que se acaban los mensajes sí, sí, ahora empieza... pues otra cosa veremos si resulta, aunque me supongo que sí. 
¿Por qué escribo sobre esto? Pues porque en el fondo sé que voy a echar de menos encontrarme un mensaje nuevo cada vez que le de a una tecla, lo intuyo, supongo que en eso que hoy se ha acabado ha habido muchas cosas, sensaciones, confesiones, no sé, muchas cosas... De hecho, si tuviera que llevarme algo de allí me llevaría trocitos de conversación, me llevaría esos trozos más importantes, me llevaría el inicio, las discusiones, las confesiones y las bromas... ¿algo más? Puede. Ojalá pudiera volver a leérmelos todos, pero es muy jodido que se abran todos. 
En un mes o dos pondrá que son mensajes muy antiguos y no se pueden continuar, quizá sean antiguos para la máquina, pero no para mí, esto es estúpido, absurdo e imbécil, pero para mí dentro de un mes seguirán siendo igual de importantes y dentro de dos y de tres, etc. 
Ojalá que siempre me acuerde de lo que esos mensajes contienen, que no llegue un día en el que vea una cantidad astronómica de mensajes y diga: ¿De qué cojones es esto? La verdad no creo que eso ocurra, y si ocurre estoy segura de que con leer solo un mensaje recordaré todo lo que ellos encierran, todo lo que hemos pasado, todas las peleas, todo lo que pude sentir, en fin, todo.
Pensaba en hacer una entrada corta, porque era una estupidez, pero ya veis, al final ha sido de todo menos corta, supongo que debería ir cerrando, pero antes de hacerlo quería decirte dos cosas, la primera es que siempre recordaré perfectamente tanto el primer como el último mensaje y la segunda es que esto no es un adiós, es un acaba esto, empieza otra cosa.


Finalmente quiero decirte que voy a echarte de menos, imbécil.

lunes, 23 de julio de 2012

Dejemos al destino.

A veces me pregunto qué hubiera pasado si nunca nos hubiéramos conocido, ¿habría sido mejor o peor? Puede que aún siguiera con... o puede que no, quién sabe. Ahora me lo pregunto, pero también me pregunto ¿de qué coño me sirve mirar al pasado? ¿Acaso puedo cambiar lo que pasó? La pregunta correcta es si quiero hacerlo, porque no lo sé. Si volviera atrás y supiera todo esto.. ¿te conocería o no? Aunque, ¿a quién le importa eso ahora? Hace un mes escaso deseaba no haberte conocido, deseaba volver en el tiempo solo para no conocerte, pero si lo pienso más fríamente, tú me has traído buenos momentos, también malos, para qué negarlo... Pero, ¿los buenos superan a los malos? ¿Ahora estamos en un buen o mal momento? No lo sé ni yo, no hace mucho tuvimos una pelea chunga, pero ahora quizá ya está olvidad1o y hasta "vacilamos"... 
¿Todo esto merece la pena? Quiero decir, ¿merece la pena el hablar para al final que no suceda nada de verdad? Que yo no dudo que seas una gran persona, pero de lo que dudo es de si tú y yo podemos ser mínimamente compatibles... JAJAJ no, no lo somos y aún así llevamos sobre siete u ocho mesazos aguantándonos, con nuestros más y nuestros menos, ¿será que somos más compatibles de lo que yo creo? Quizá es simple casualidad...
A veces me gustaría meterme en tu mente, me gustaría de verdad, y así poder saber lo que piensas y qué sientes, porque estoy segura al 100% de que  sientes algo por alguien, por mucho que me lo niegues, yo creo que es por ella, a veces lo veo tan claro, pero luego llega la confusión, parece que de repente a ella la odias y haces cosas como rechazarla y encima en algunas ocasiones parece que es otra por la que sientes. Joder, aclárate, no hay persona humana que te entienda y aún así te llevo aguantando siete meses, bueno, no es aguantarte si lo hago con gusto.... Quizá esto tenga que llegar a un fin o quizá no, quién sabe....
Recuerdo perfectamente como te conocí, como te conocí de verdad, quiero decir, no cuenta lo de verte sin saber siquiera tu nombre. Recuerdo el primer mensaje, pero bueno, eso es algo que me guardaré para otra entrada, para explicar con lujo de detalles de todo lo que me acuerdo.
Así, ya para terminar, creo que ha sido bueno conocerte, no sé por qué, de verdad que no. Simplemente y sencillamente lo creo, lo creo y punto.

sábado, 14 de julio de 2012

Why?

A veces lo siento, siento que tú lo haces, pero luego sé que no es así... ¿Por qué lo sé? Es obvio, él me lo contó todo y cuando digo todo quiero decir todo, así que a la que mentiste fue a mí, ¿o a ella? 
¿Cómo fuiste capaz de hacerlo? ¿Cómo fuiste capaz de dar ese 'no'? La verdad a mí me habría dolido, pero hubiera preferido que no le hicieras daño... Además también eres estúpido, te hiciste daño a ti mismo, no es normal... ¿Miedo? Quizá fue eso lo que te pasó y si fue eso entonces no te culpo, ¿con qué cinismo e hipocresía podría hacerlo? No, no puedo. 
Aún me pregunto cuál es vuestra situación, porque aunque él me contó bastante del pasado parece que se niega a hablar del presente... Siempre con evasivas y lo entiendo, al fin y al cabo ella es su chica. De verdad me pregunto el por qué de tu respuesta si tú la querías y ella a ti. ¿O la estuviste engañando y nunca la quisiste? ¿Fue eso? Ojalá que no haya sido eso y no hayas jugado así...
Tengo otra pregunta, otra importante, ¿siempre te comportas así? Espero que no, la verdad, porque entonces serías un tremendo capullo. Siento juzgarte sin saber tu por qué, pero es que creo que ella sufrió mucho y que tú te pasaste mucho también. ¿Sabes? Por desgracia te tengo aprecio, demasiado quizá, ¿debería dejarlo todo? ¿Debería eliminarte?
A veces siento que debería hacerlo, pero otras pienso en el aprecio que por desgracia te tengo y claro, no puedo hacerlo, aunque sé que lo que realmente pasa es que no quiero y también me pregunto por qué.
Y como no me atrevo a hacer nada aquí estoy, hablando con la pantalla de mi ordenador, haciendo preguntas estúpidas que nunca obtendrán respuesta por tu parte.

jueves, 12 de julio de 2012

Me niego.

Y aquí estoy, otra vez con lo mismo, sí otra vez sin saber nada, sin saber lo que quiero. No sé si quiero verlo, no sé si quiero olvidarme y que no vuelva a existir, no sé si quiero que me quiera, no sé nada respecto a él....
Y es que me gustaría saber como jugar a lo de las mentiras, porque no sé como mentirme, ¿me digo que no lo quiero? ¿O todo lo contrario? Creo que me diré que no lo hago y lo voy a hacer por una razón, no sé si quiero quererlo, pero aunque así sea espero que no pase, porque no quiero sentir nada así por nadie, no quiero estar pendiente de si alguien está o no las 24 horas del día, no, me niego y yo soy la que manda sobre mí.
Entonces sí sé lo quiero, ¿o no? Bueno, mientras me aclaro lo que haré es pensar en todo el daño que me ha hecho, sí, eso me ayudará sin duda, además de que también pensaré en que no quiero pensar ni depender de nadie... Cuando sepa que es lo que quiero o que es lo que consigo os lo cuento, por lo tanto hoy no puedo deciros nada más.

miércoles, 11 de julio de 2012

Confusión.

¿Qué hago? ¿Grito? ¿Corro? ¿Lloro? ¿Salto? ¿Qué cojones hago? Porque ahora sí estoy realmente confundida, no sé si es que he ganado el juego de mentir y entonces se supondría que no siento nada, pero es que tampoco sé si es que cada día pierdo un poquito más y voy cayendo en su trampa... 
¿Qué debo pensar? ¿Debo pensar que lo quiero o que lo odio? Creo que debo pensar que no lo quiero, pero si hago eso pues parece que me miento (aunque de eso trate el juego), luego pienso que sí lo quiero, pero entonces parece que no estoy del todo convencida de ello.
Lo peor es que a veces siento que lo quiero, mucho más que a mi vida, otras veces siento que no es nada ni nadie para mí y ya para finalizar a veces siento que lo odio... Después de eso ¿qué puedo hacer yo? Y lo que es más ¿qué quiero hacer yo? No sé si quiero quererlo o si quiero no sentir nada, eso es una de las peores cosas que pueden existir, no saber ni siquiera lo que quieres... Porque si lo supiera podría hacer lo posible para tirar por ese camino, pero como no tengo ni idea pues solo me queda una cosa: dejarme llevar y que sea lo que Dios quiera.

martes, 10 de julio de 2012

Si tienes mariposas en el estómago trágate insecticida.

Como dije en la entrada anterior vamos a jugar, a esconder, a mentir y a disfrazarnos. Voy a empezar jugando yo, voy a esconder lo que siento por ti, vale? Voy a mentirte cada vez que me preguntes y voy a disfrazarme de indiferencia hacia ti, sí, eso es lo que voy a hacer.
Y es que he decidido que me voy a aplicar lo de 'Si tienes mariposas en el estómago trágate insecticida', es lo mejor para mí, no pienso pasar por lo mismo otra vez, no señor. Lo pienso negar todo y pienso creerme mi mentira, eso será lo que haga. Pienso tragarme todo el insecticida que encuentre y el más fuerte posible, porque no te mereces nada, te trataré como lo que fuiste para mí antes de conocerte, un perfecto desconocido. Una parte de mí desea que terminemos así, es lo mejor, lo sé, lo intuyo, somos totalmente incompatibles y no hay más, no quiero nada más, no quiero seguir teniendo nada que ver contigo, no merece para nada la pena, no te lo mereces, no, no lo haces. Yo tampoco me lo merezco, o eso creo, creo que no me merezco volver atrás, verdad? 
No lo voy a hacer, voy a matarlas, voy a tragarme insecticida y vamos a terminar siendo desconocidos, por ti, por mí, por nosotros, un nosotros que nunca existirá.

lunes, 9 de julio de 2012

Juguemos.

Vamos a jugar, ¿vale? Juguemos primero al escondite, escondamos sentimientos, escondamos cualquier cosa que nos pueda delatar, escondamos nuestros secretos... Pero tenemos que hacerlo muy bien, tenemos que jugar al escondite para ganar, nosotros escondemos y los demás buscan. Así que vamos a esconder todo lo que tenemos que esconder muy bien, vamos a hacerlo en el fondo del mar, lo metemos en una cajita, le ponemos llave y la llave la enterramos, ¿te parece bien? A mí me gusta la idea, así nadie encontrará lo que escondemos y ganaremos el juego, solo tenemos que hacer una cosa más para ganar y es negar que hemos escondido nada, solo si tú quieres, claro.... ¿Cuando acaba el juego? Cuando ni tú misma recuerdes donde has escondido esas cosas y a ti misma te puedas negar que existen, ahí termina el juego, ahí es cuando ganas.
Jugar a una cosa sola es demasiado fácil, ¿no crees? Quizá soy yo que soy muy atrevida, o quizá no, a lo mejor sí que es fácil... ¿Como dices? ¿Que a qué otra cosa jugaremos? Pues vamos a jugar a mentir, es un juego mucho más difícil de lo que puede parecer, eh. Digamos que complementa al anterior, todo lo que antes escondimos y negamos ahora lo cambiamos por otra cosa, vamos, mentimos... Si te preguntan '¿qué sientes?' Tu respuesta tiene que ser algo tipo 'Nada en especial', si te preguntan por algún secreto tú cuentas todo lo contrario a la verdad... No hay mucho más que explicar de este juego, simplemente tienes que mentir, no es tan complicado.... En este ganas cuando las mentiras que cuentes se conviertan en verdad o las hayas contado tantas veces que hasta tú te las creas, solo entonces, mientras tanto debes de seguir jugando...
¿Te arriesgas con otra? ¿Sí? ¡Qué bien! Pues nada, nuestro tercer juego serán los disfraces, parece un juego de niños, solo tienes que ponerte una capa y ser un superhéroe, o ponerte unos tacones y ser una modelo o esconderte tras una mano de maquillaje y así parecer guapa y todo, ¿así de fácil? Pues no, también tienes que comportarte acorde con lo que te disfrazas, si te disfrazas de bailarina debes bailar, si te pones una capa de chica valiente debes serlo, debes ser atrevida y si te pones unos taconazos para pisar con orgullo hazlo y compórtate como tu disfraz te obliga a hacerlo.
Parecen tres juegos fáciles, ¿no es cierto? Pues siento decepcionarte, pero no lo son, son muuuuy complicados, ¿crees que serás capaz de llevarlos a cabo juntos? Yo creo que sí, es más, confío en que lo hagas, yo sé que puedes y que lo vas a hacer. 
Raquel, confío en ti.

domingo, 8 de julio de 2012

No, Raquel, no.

Vale, Raquel, tía, tenías que volver a atrás, a ser la que eras, pero solo volver atrás en ese sentido, no en el otro en el que por lo visto también has regresado en el tiempo... Porque esta vez no será como la otra, no pasará lo que la otra y si pasara está claro que no serías tan estúpida como la otra. 
¿Te recuerdo los muchos problemas que te ha traído esto? Porque hasta donde yo sé solo te ha traído cosas malas, ¿me equivoco? No. De verdad espero que esto solo sea una tontería de recordar, que no sea cierto, porque si lo es, si lo es, querida amiga, la has jodido y la has jodido mucho. 
Tía, esto ya lo has pasado, vuelve atrás para volver a tener tu orgullo y para no arrastrarte ante nada ni nadie, no vuelvas en el otro sentido, no es bueno para ti, no, no lo es y lo peor es que lo sabes y sin embargo no haces nada por evitarlo, pero.. ¿puedes evitarlo? Ahí una de las cuestiones más importantes, dentro de poco lo tendrás más claro, amiga, pero de momento solo te queda intentar pensar que no has vuelto atrás en eso, que no has retrocedido tanto en tu vida.
Cualquier cosa es mejor que repetir aquello.

Tres años.

Como me gustaría volver a tener tres o cuatro años, volver a aquel tiempo donde mi mayor preocupación era que me quitaran el juguete en el colegio o que mis padres me compraran aquellos patines tan deseados...
Y es que he crecido demasiado rápido, la vida me ha obligado, echo de menos cuando mi madre me peinaba mientras me hablaba de que cuando fuera un poco más mayor, de mi futuro... Recuerdo que yo estaba deseando crecer, ser una 'chica mayor que se pudiera maquillar y ponerse tacones' ojalá pudiera volver atrás, ahora lo odio, odio crecer, quiero ser cada día más pequeña, más niña, más inocente, no quiero saber nada de eso a lo que la gente llama 'amor' ni tampoco de las conocidas 'hormonas' por no hablar de la maldita.. ¿Como la llaman? Ah, sí 'adolescencia'. 
Quiero volver a ser pequeña, volver a ponerme esos vestidos que a mi madre tanto le gustaban, quiero volver a estar preocupada por no tener el juguete que quiero, quiero volver a ser quien era antes de aquello...
En fin, quiero volver a ser aquella niña de tres años que proyectaba una gran felicidad en todas las carcajadas sinceras que soltaba cada tres segundos.

sábado, 7 de julio de 2012

Sabes? Las mentiras tienen patas cortas.

Te crees que soy tonta? Piensas que me puedes mentir tan descaradamente? De verdad crees que no me entero de las cosas? 
Mira que podrías haber buscado cosas que decir, cosas que te excusaran y fuiste a escoger la peor. Por favor, es obvio que lo sabías desde hace por lo menos cuatro días y hoy vienes de niño bueno en plan 'me acabo de enterar'
Pues sabes qué? Ahora la has cagado, lo siento pero estoy ya un poco hasta arriba de tus tonterías de niño de párvulos, sabía que al final ibas a volver tú solito, qué obvio era. Al final fuiste tú el que vino a mí, debí haber aguantado mucho más, no debí haber caído, pero bueno, ahora no sé si debo responderte o no. Haga lo que haga lo haré sin un 100% de seguridad, pero es la que hay, como dirías tú.
Tengo una duda, por qué has esperado tanto para decirme esto? Vale que podrías haber esperado un día, dos como mucho si querías hacerte el ofendido, pero cuatro? JAJAJA con eso te has pasado, eh. Supongo que estabas esperando a que yo te pidiera perdón... Pues no, he cambiado, bueno, más bien he vuelto, ahora soy de nuevo orgullosa, rencorosa, vamos, tal como era antes, con mis antiguas virtudes y defectos, así me conociste y será así como te despidas de mí... 
Finalmente, no sé si te voy a responder, ya se verá, de momento solo sé que lo voy a consultar con mi almohada.

jueves, 5 de julio de 2012

Vuelve atrás.

Muy bien, Raquel, muy bien, dónde quedó lo de 'no voy a ser yo la que te hable'? Es que eres tonta, pero tonta, tonta, tonta, eeh. Dijiste que no lo harías, pero claro, tú no puedes hacerlo, tú no eres tan fuerte. Tú eres gilipollas.
Mal, tía, mal tenías que haberte mantenido, pasando, pero no puedes, no? No? No? Estúpida. Eso es lo que eres, como se te ocurre? Tssk!
Mejor cállate, no busques excusas, si lo hiciste es porque acabar así no es bueno y lo sabes. Me pregunto dónde coño está aquella tía orgullosa que no se arrastra por nada ni por nadie, me lo pregunto seriamente, no mola que haya desaparecido, NO. Así que ya la estás buscando, eeh, ya estás buscando a esa chica capaz de cerrarse en sí misma, capaz de tragárselo todo sin saltar por nada, capaz de ignorar al mundo y de pasa si el mundo la ignora a ella. Búscala, búscala porque la necesitas de nuevo, necesitas de nuevo esa capa de dureza, necesitas eso que te hacía cerrar los ojos, los puños, apretar la mandíbula y olvidarte de todo.
LO NECESITAS AHORA, HAZLO Y PUNTO.

miércoles, 4 de julio de 2012

Fuck you.

Me parece increíble que te comportes así, como un puto niño de tres años. Dónde quedó aquel chaval que decía haber sufrido? Dónde está aquel que parecía tener algo de madurez? Dónde está aquel que llegué a querer? 
Está claro que aquel chaval no eres tú, tú eres un niño inmaduro, caprichoso, que hace daño, uno en el que no se puede confiar. 
Ayer todo acabó, verdad? Qué fácil lo solucionas tú todo. Ojalá los demás pudiéramos hacerlo, ojalá no te tuviera ni un poquito de cariño, ojalá pudiera odiarte, pero no, no puedo porque por desgracia para mí tú me caes bien...
Estoy harta de ser yo la que vaya y te pida perdón por errores que no cometí, estoy harta de ser yo la que tenga que humillarse para que me hables. Sabes qué? Esta vez no seré yo, no señor, no voy a ser yo quien te hable, si quieres hablarme tú a mí pues bien, sino pues que te jodan. Has sido tú él que la ha cagado, no yo.