miércoles, 4 de julio de 2012

Fuck you.

Me parece increíble que te comportes así, como un puto niño de tres años. Dónde quedó aquel chaval que decía haber sufrido? Dónde está aquel que parecía tener algo de madurez? Dónde está aquel que llegué a querer? 
Está claro que aquel chaval no eres tú, tú eres un niño inmaduro, caprichoso, que hace daño, uno en el que no se puede confiar. 
Ayer todo acabó, verdad? Qué fácil lo solucionas tú todo. Ojalá los demás pudiéramos hacerlo, ojalá no te tuviera ni un poquito de cariño, ojalá pudiera odiarte, pero no, no puedo porque por desgracia para mí tú me caes bien...
Estoy harta de ser yo la que vaya y te pida perdón por errores que no cometí, estoy harta de ser yo la que tenga que humillarse para que me hables. Sabes qué? Esta vez no seré yo, no señor, no voy a ser yo quien te hable, si quieres hablarme tú a mí pues bien, sino pues que te jodan. Has sido tú él que la ha cagado, no yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario