viernes, 27 de julio de 2012

Yo ya no sé nada.

Joder, joder, joder, ¿por qué me pasan estas cosas? ¿Por qué no me gusta que pasen? Se supone que es algo bueno, aunque igual me equivoco, claro que es muy raro todo, ¿qué hago? ¿Le digo que creo que sé de quién me habla? ¿Le digo que ella lo siente también? Es que estoy atada, ¿o no lo estoy? De todas formas conozco su decisión, aunque el no conoce nada, ains, no sé que hacer, de verdad, me vuelven a asaltar las dudas y joder, no me gustan estas dudas, se podría decir que hasta las odio.
En serio, ¿se lo digo? Y si  se lo digo, ¿como lo hago? Una vez lo hice, vale que esta vez piso sobre seguro, pero él no sabe ni lo que hace. Yo creo que lo mejor será impulsarle a que se vaya con la otra, es lo mejor para ambos, ¿o no lo es? Joder, es que no sé nada, eh... Soy un saco de indecisión y no quiero serlo, quiero ser más decidida, pero es que no sé qué coño debo hacer...
Pensé que escribiendo me aclararía sobre lo que quiero y debo hacer, pero no ha sido así, por desgracia, todavía no sé que hacer, supongo que tendré que esperar un poco a que se aclare toda esta mierda.

2 comentarios: