lunes, 31 de diciembre de 2012

Adiós, 2012, adiós.

Fin de año, acaba este 2012, aún no he decidido como pasaré la noche, si la pasaré en casa, en el ordenador o si la pasaré con ellos...
Me he propuesto olvidarlo de una vez y para siempre esta noche, de ahí mi dilema. Si la paso en mi casa no lo veré, pero seguramente me pasaré toda la noche pensando en él y si la paso con él... pf, si la paso con él obviamente pensaré en él.
A quién quiero engañar? Estoy deseando pasarla con él, pero es que me será tan duro que no sé si será mejor quedarme en casa y punto. Mira que me había prometido no escribir más de ti, sin embargo las últimas entradas no hablan de otra cosa, me prometí olvidarte y aún estoy en ello, cada día que pasa en lugar de olvidarte te tengo un poco más presente en mi vida y no quiero, otra vez no, pasé cuatro meses mintiéndome, diciéndome que quería a otra persona, pero en el fondo siempre he sabido que te quiero más que a mi vida, joder. Qué asco, con lo feliz que sería yo sin pensar en ti a todas horas... 
Dicen que hay que luchar por lo que quieres, yo por lo que lucharé será por olvidarte, eso es lo que realmente quiero, no quiero un cuento de hadas, no quiero un 'buenos días princesa', no quiero un para siempre, quiero olvidarte, dejarlo todo atrapado en el 2012 y empezar pensando en otras personas, en esas que realmente me han acompañado durante todo este tiempo. 
Sé que puedo hacerlo, y sé que lo voy a conseguir, te quiero, no voy a mentir, pero dejaré de hacerlo o al menos lo intentaré con todas mis fuerzas.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Papá.

Esta entrada la escribo por una de las personas que más quiero, más he querido y siempre querré en el mundo. La gente hace homenajes a otras personas cuando ya están muertas, yo espero que a ti te quede mucho, muchísimo, de hecho me gustaría que me sobrevivieras, aunque la naturaleza dicte lo contrario, papá. Durante mucho tiempo te odié con todo mi corazón, te odié sin razón debido a ciertas circunstancias, pero al final me doy cuenta de que te pintaron como el malo cuando eres la mejor persona que ha existido sobre la faz de la Tierra. (Aunque mi madre diga que me compras con regalos, pero tú no necesitas comprarme, ya me has ganado, por los restos) En cada uno de mis recuerdos bonitos, en cada uno estás de alguna manera, por eso y porque te quiero como a nadie de solo pensar que te puede pasar algo me entran ganas de llorar, de hecho cada vez que me despido de ti rezo por que no sea la última vez que te veo y te abrazo con todas mis fuerzas.
Lloro al escribir estas líneas, me emociono pensando lo mucho que te quiero y a la vez  pienso que cualquier día te puede pasar algo, aunque intento quitarme estos pensamientos, no lo puedo evitar. Espero que conozcas a mis hijos, espero que cuando te mueras sea de muy viejo, con 100 años, dúrame otros 40-50 años, por favor. Y si algún día te pasa algo, Dios no lo quiera, te juro que me acordaré de ti todos los días y me quedará de ti el recuerdo de el gran hombre que eres.
Eres una de las pocas personas por las que entregaría mi vida a cambio de que la tuya se alargara aunque solo fuera un día, te quiero muchísimo, no me faltes nunca, por favor. 

jueves, 27 de diciembre de 2012

No sabes nada.

Sabes mi nombre, pero no mi historia.
Has oído lo que he hecho, pero no por lo que he pasado.
Sabes donde estoy, pero no de donde vengo.
Me ves riendo, pero no sabes lo que he sufrido.
Escuchas lo que digo, pero no sabes lo que pienso.

No sabes nada.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Esta confusión que me mata.

Quiero escribir, quiero sacar todo lo que tengo dentro, pero es que no sé ni lo que llevo en mi interior, no sé si lo que me acompaña diariamente es felicidad salpicada por algún momento de tristeza o tristeza con pequeñas virutas de felicidad. 
Si me lo hubiera planteado hace un mes me diría que la primera opción es la correcta, que soy feliz, que me gusta sonreír, que algo de tristeza salpica mi vida, pero que no vivo en un pozo negro...
Sin embargo ahora dejo de estar tan segura de ello, no estoy segura de que mi vida no esté rodeada de oscuridad, no estoy segura de haber olvidado y tampoco estoy segura de querer hacerlo. Quizá solo es por estas fechas, estas fechas en las que empezó todo, estas fechas que me hacen evocar lo mucho que un día sentí por ti, lo bonito que pudo ser y no fue... O quizá vuelvo a empezar y eso no me gusta, las segundas partes nunca son buenas, aunque la primera ya fue bastante mala.
Hace tiempo escribí una entrada en la que prometí no volver a escribir sobre ti en este plan, si lo hacía sería solo en plan amigos, pero me resulta tan difícil, sinceramente siento que entre nosotros aún hay algo que aquello que existió en su momento y eso me duele bastante, no quiero que exista nada, joder. Estoy cansada de esta historia, pero a la vez quiero más. Trato de no buscar nada contigo, pero me gustaría encontrarte. 
Te intento juntar con otra persona, una vez más, la misma táctica otra vez, me gustaría verte con otra, por increíble que esto suene... Fuera de este blog siempre trataré de juntarte con ella, fuera de aquí este tema será agua pasada, pero aquí soy yo misma...
Aquí simplemente me pongo a escribir y dejo que mi alma guíe mis dedos. 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Balance.

Echo la vista atrás y observo este año, intento poner en una balanza lo bueno y lo malo, a ver si tira para lo bueno o al menos se equilibra... Pero todo intento es nulo, hasta agosto ha sido un año horrible, ha estado bajo una capa de llanto y de dolor...
Aún hoy me pregunto si queda algo que aquello que pude sentir, si lo pienso no sería descabellado, hace tiempo, desde él, no siento nada por nadie y me niego en rotundo a que quede nada, yo ya lo he superado, de verdad que lo siento así, pero es que nunca había estado tanto tiempo "vacía" por dentro, sin sentimiento alguno...
Después de agosto parecía que todo mejoraba, llegaron las clases y con eso alguien al que aparentaba querer, quizá lo quise, quizá no realmente, lo más seguro es que simplemente no quisiera estar sola. Llegó noviembre y a su llegada eché a esa persona de mi vida, dije adiós y cerré la puerta.
Pasó la mitad de noviembre, llegó otro, este de una tarde, para pasar el rato, cero sentimientos, simplemente para pasar el tiempo igual que ahora, en diciembre, que también hago cosas para pasar el tiempo, para no sentirme tan sola y sentir que alguien me quiere por un momento...
Pero llega la Navidad, esa época tan especial y que dicen viene cargada de magia, mi época favorita del año, ese tiempo en el que suelo estar contenta, llena de energía. Sin embargo este año, aunque ando animada, no es lo mismo, el año pasado a estas fechas empezaba a sentir algo por el que ha hecho de mi año uno de los peores de mi vida, el año pasado a estas fechas llegó él... El año pasado a estas fechas empezaba a caer en la supuesta magia de la Navidad, empezaba a envolverme cierta luz. Maldita luz, malditos sentimientos.
Estas fechas, en este año, me traen recuerdos de él y de como empezó todo, y son recuerdos que aún me siguen doliendo un poquito, por los que aún suelto alguna lágrima, aunque nunca lo aceptaré fuera de este blog, aún me duele recordar todo lo que pasamos, o todo lo que pasé sola, nunca llegué a saber si había un nosotros o un tú y yo a secas, para mí siempre hubo un nosotros, y por ciertas cosas pienso que para ti también, pero quizá no, quién sabe. 
Ojalá que este nuevo año no sea como el anterior, ojalá que todo quede cerrado en el 2012, que todo acabe aquí, que esté total y absolutamente segura de que ya no eres nada para mí, que vuelva a ser fuerte, que pueda volver a sentir algo bonito por alguien especial y que no llore al recordar lo que pudo ser, lo que quise que fuera, pero no fue. Cerraré los ojos con fuerza y los abriré, me secaré las lágrimas y me levantaré, porque dentro de muy poco será un nuevo año, un nuevo capítulo, un adiós (no un hasta luego) a todo lo que pude sentir por ti.
Hacia tiempo que no escribía nada tan largo y por desgracia gran parte de esta entrada habla de él, espero sinceramente que eso no sea un indicador de nada.