domingo, 31 de marzo de 2013

Es lo mejor.

Voy a alejarme definitivamente, voy a dejarte en paz, voy a empezar mi vida por mi lado, no voy a mentir, te quiero, pero sé que es lo mejor para ambos.
Ya no doy más de mí, he llegado a mi tope, para mí esto ha acabado, hoy lo doy por terminado y lo termino por nada, por un abrazo. 
Sé que he llegado al máximo cuando solo con un abrazo se me corta la respiración y el corazón me late rápido y despacio a la vez. No me gusta esa sensación, no quiero depender de nadie, no quiero pensar en ti, no te quiero en mi mente.
En la anterior entrada escribí todo lo contrario, es verdad, pero ahora solo quiero olvidarte para siempre, enterrarte muy hondo, esconderte en un sitio en el que nunca vuelva a buscar. Me pregunto cuantas veces he escrito esto, cuantas veces he dicho que olvidarte es lo mejor, lo más sensato y todo eso... Pero es que esta vez va realmente en serio, sigo queriendo todo lo que escribí antes, pero sé que es imposible. Eres un imbécil y un cabrón y un gilipollas y un estúpido, pero resulta que aún así te quiero y no te cambiaría. 
Soy la maldita contradicción personificada, primero hablo de que quiero olvidarte como sea y luego de que no te cambiaría por nada del mundo... 
No sabes lo que me cuesta escribir estas últimas líneas, pues para mí son como una despedida, fue bonito, te  quiero más que a mi vida, lo daría todo por ti, pero esto ha llegado a su fin, a partir de hoy todo cambiará, o al menos fingiré que cambia. Te juro que escribo esto entre lágrimas, me duele despedirme de ti, me duele mucho, pero esto es así y así debe ser. 
Es  lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario